Santiago de Chile.- La tasa de positividad en Santiago de Chile, durante meses el epicentro nacional de la pandemia, marcó este lunes su registro histórico más bajo, de un 2 %, al tiempo que el país sumó 1.318 casos de covid-19 en 24 horas, alcanzando un total de 522.879.

En la última jornada se registraron 45 fallecidos, lo que eleva el número de muertes a 14.588 desde la llegada de la pandemia el pasado marzo.

Las autoridades celebraron las buenas cifras, que se mantienen sin grandes altibajos desde hace semanas, e hicieron referencia al reciente anuncio de la farmacéutica Pfizer que sitúa la eficacia de su vacuna, todavía en fase de testeo, en un 90 %.

“Una de las vacunas con la cual ya tenemos contrato y garantía de aprovisionamiento, Pfizer, hoy día dio a conocer un resultado extraordinariamente promisorio de sus pruebas de tercera fase”, afirmó el mandatario, Sebastián Piñera.

El ministro de Salud, Enrique Paris, también celebró el avance en las pruebas de esta vacuna, una de las principales apuestas del Gobierno para combatir la propagación del nuevo coronavirus, junto a la del grupo farmacéutico belga Janssen, y la de AstraZeneca, de la universidad de Oxford.

“Para nosotros es muy positivo porque tenemos un convenio con ellos y dado que esta vacuna es segura, la noticia nos alegra muchísimo”, explicó Paris sobre el remedio, que todavía debe ser aprobado por la autoridad reguladora estadounidense (Food and Drugs Administration, FDA).

En las últimas 24 horas se realizaron un total de 37.331 exámenes de PCR, lo que eleva el total a más de 4,6 millones de pruebas desde marzo y deja una tasa de positividad de un 3,5 %, cifra que se mantiene desde hace varias semanas.

Una tasa inferior al 5 % durante quince días seguidos es uno de los criterios epidemiológicos que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) para dar por controlada la pandemia e iniciar la llamada “nueva normalidad”.

Actualmente, hay además 729 personas en cuidados intensivos, de las cuales 98 están en estado crítico.

Chile vive un momento epidemiológico favorable desde hace semanas, con el número de casos nuevos diarios en torno a 1.500 y con tasas de positividad a nivel nacional por debajo del 5 %.

Las buenas cifras llevaron a las autoridades a anunciar en las últimas semanas nuevas medidas de apertura gradual como la ampliación del horario del toque de queda y un plan para regular paulatinamente la apertura de fronteras, que llevan cerradas desde hace nueve meses.

“No vamos a abrir todas las fronteras, los vamos a hacer muy paulatinamente, teniendo un sistema de mitigación muy fuerte, evitando el aumento de número de casos importante”, explicó la subsecretaria de Salud, Paula Daza, a medios locales.

Pese a la situación de mejoría generalizada, hay algunos focos del virus en varias zonas del país como las regiones sureñas de Los Lagos, Araucanía y Aysén -que mantienen las mayores tasas de contagio por número de habitantes-, y algunas ciudades del norte, donde rigen mayores restricciones y confinamientos puntuales.

El país se encuentra bajo estado de excepción por catástrofe y con toque de queda hasta mediados de diciembre y se encuentra entre los 20 países con más contagios del mundo, según la Universidad Johns Hopkins.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.