Miami.- La Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, en inglés) anunció este martes que mantendrá suspendidas sus operaciones este año debido a la covid-19 y pese al levantamiento del veto de navegar decretado la semana pasada por el Gobierno de Estados Unidos.

CLIA, que representa al 95 % de las compañías con cruceros oceánicos, indicó que mantendrá hasta el próximo 31 de diciembre la suspensión voluntaria en Estados Unidos, país con más de 9 millones de casos de la covid-19, entre ellos 231.486 fallecidos.

La organización agregó que aprovechará el resto del año para poner en marcha “amplias medidas para abordar la seguridad de la covid-19 con la orientación de expertos en salud pública y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos”.

Esa agencia federal estadounidense levantó el viernes la prohibición a la navegación de cruceros en puertos del país después de casi ocho meses de parálisis debido a la pandemia, pero de forma condicionada y escalonada.

El veto venció el sábado 31 de octubre y la navegación podrá comenzar cuando se cumplan varias fases para asegurar un retorno seguro, según los CDC.

CLIA reiteró en un comunicado que está comprometida a implementar medidas estrictas “que incluyen pruebas al 100 % de los pasajeros y la tripulación, ampliación de la capacidad médica a bordo y viajes de prueba, entre otros”.

Los CDC, que paralizaron la actividad naviera en Estados Unidos desde el pasado 13 de marzo, establecieron que la primera fase requiere pruebas y salvaguardas para los miembros de la tripulación, seguidas de “viajes simulados” para asegurarse de que las empresas de cruceros puedan mitigar el riesgo de la covid-19.

Todas las líneas de cruceros habían suspendido sus operaciones en Estados Unidos hasta al menos el 1 de diciembre, es el caso de Carnival, Norwegian y Royal Caribbean, mientras que CLIA había impuesto una prohibición voluntaria de los cruceros hasta el sábado pasado.

CLIA resaltó que esa industria genera más de 53.000 millones de dólares en actividad económica anual y respalda 421.000 empleos estadounidenses que abarcan casi todos los sectores.

“Cada día sin operaciones de cruceros en los EE.UU. resulta en la pérdida de casi 1.000 empleos estadounidenses”, reiteró.

Explicó que desde mediados de marzo hasta hoy martes se estima que la suspensión de las operaciones de cruceros ha resultado en una pérdida de más de 25.000 millones de dólares en actividad económica y más de 164.000 empleos estadounidenses.

El gremio de cruceros lamentó “el impacto devastador” que la pandemia sigue teniendo en los trabajadores estadounidenses cuyos medios de vida están conectados directamente con las operaciones de cruceros.

“Trabajaremos con urgencia para promover un regreso responsable a los cruceros, mientras mantenemos el enfoque en medidas efectivas y científicas para proteger la salud pública”, subrayó CLIA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.