Bangkok,- Malasia han puesto en cuarentena a más de 10.000 policías, el diez por ciento de la plantilla, para frenar la expansión de la covid-19 después del contagio de al menos 200 agentes.

El ministro del Interior, Hamzah Zainudin, declaró este martes que la alta tasa de infección entre los 100.000 agentes que conforman el cuerpo policial dificulta el cumplimiento de su deber, ya que tienen que estar en contacto constante con la población.

“La expansión de la epidemia de covid-19 está volviéndose más preocupante y muchos de los que están en primera línea se exponen al riesgo de contagio”, afirmó el ministro en un comunicado recogido por la agencia de noticias estatal Bernama.

“Aunque llevan mascarillas -agregó- el trabajo requiere que comuniquen con la gente de cerca. La distancia social no puede aplicarse al garantizar la paz y el orden en el país”.

La medida se anunció cuando Malasia sufre su tercera oleada de covid-19, la más agresiva, con casi 10.000 casos activos sobre los 27.805 que ha sufrido el país desde el inicio de la pandemia.

Desde que se registró el primer caso en febrero, 236 personas han muerto por coronavirus, pero la tercera parte de esos fallecimientos se ha producido en el último mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.