Panamá.- Las autoridades sanitarias de Panamá reportaron este sábado 649 nuevos casos de la covid-19 y 6 muertes por la enfermedad, lo que elevó hasta 128.515 los contagios confirmados y a 2.628 las defunciones en 231 días de pandemia.

El Ministerio de Salud indicó en su informe diario que hay 697 personas hospitalizadas, 128 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y 569 en sala general, mientras que 20.164 se encuentran aisladas en sus casas con síntomas leves y 464 en hoteles-hospital.

En las últimas 24 horas se aplicaron 6.443 pruebas para detectar la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que arrojaron una positividad del 10,1 %.

Desde que el pasado 9 de marzo se reporto el primer contagio en Panamá se han realizado 621.118 pruebas de detección de la covid-19 de acuerdo con los datos oficiales.

El Ministerio de Salud dijo que en este primer día de reapertura de playas y ríos desplegó personal en las diversas regiones del país a fin de verificar el cumplimiento de las normas de bioseguridad establecidas, entregando mascarillas y material educativo, y realizar hisopados, sin que se detectara ningún caso positivo.

En un recorrido por la playa de Veracruz, aledaña a la capital panameña, Efe pudo constatar poca afluencia de bañistas, que en su mayoría eran grupos familiares.

El acceso a las 27 áreas de playas, balnearios y ríos que se pueden visitar desde este sábado entre las 6 de la mañana y las 4 de la tarde “está autorizado para grupos o burbujas familiares de hasta 7 personas”, dijo a Efe César Lange, inspector nacional del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) y encargado de la vigilancia en la playa de Veracruz.

El consumo de bebidas alcohólicas solo se permite en los restaurantes de la playa, agregó Lange, que pidió a los usuarios mantener el distanciamiento físico entre las distintas burbujas, desechar en bolsas las mascarillas y cuidar a los niños, ancianos y personas con discapacidad.

“Hay que estar muy pendientes de las condiciones climáticas” al ir a las playas y ríos, ya que ahora Panamá atraviesa la “parte más fuerte de su temporada de lluvias”, agregó el rescatista.

Panamá intenta una “nueva normalidad” tras reabrir casi todo el comercio no esencial y el turismo después siete meses de cierre y restricciones por la pandemia en curso.

La reapertura de las playas desde este sábado y el levantamiento de la prohibición de movimiento los domingos, a partir de mañana, son las más recientes medidas hacia la “nueva normalidad” y las más reclamadas por el sector del turismo, el más golpeado por la crisis que hará caer este año en al menos un 9 % la economía del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.