Berlín.- El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, advirtió este lunes de que los países de la Unión Europea deberán presentar planes “coherentes”, con inversiones y reformas, para obtener fondos para la recuperación por la pandemia.

“Examinaremos cada plan de manera muy cuidadosa”, dijo Dombrovskis, quien agregó que el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) “solo financiará planes nacionales coherentes que contengan inversiones y reformas”.

El también comisario europeo de Comercio agregó que estos dos elementos “van de la mano: se refuerzan el uno al otro”.

Dombrovskis alentó a los países miembros a cumplir con los requisitos para financiar sus planes durante los próximos cuatro años en una intervención virtual en un acto de la fundación alemana Konrad Adenauer.

Recordó que el paquete de ayudas diseñado por la UE asciende a 1,82 billones de euros y que 750.000 millones de ellos procederán del MRR, del que dijo que es “el motor del nuevo instrumento de recuperación”.

“Cada plan debería incluir un mínimo del 37 % de gasto relacionado con el clima y al menos un 20 % relacionado con lo digital. Estamos trabajando con las autoridades nacionales para ayudarles a elaborar sus planes”, completó.

Dombrovskis añadió que cada Estado miembro debería incluir “reformas que tengan un impacto grande y positivo en la perspectiva de la inversión pública y privada”.

Y aunque reconoció que la situación es diferente en cada país, los planes deberán reforzar “la capacidad de ajuste de sus economías, hacer más eficaces las administraciones públicas, mejorar el entorno para las empresas y construir sistemas sanitarios y sociales más resilientes”.

Dombrovskis advirtió además de que los fondos del MRR “se basan en resultados. Es así como podemos estar seguros de que se priorizan las reformas e inversiones adecuadas, y de que se aplican”.

“Los pagos se harán solo cuando los países hayan demostrado que han alcanzado umbrales claros y objetivos identificados en sus planes nacionales”, continuó el vicepresidente de la CE.

Aunque el dinero procedente del MRR servirá para “ayudar a orientar la política en cada Estado miembro aportando la suficiente financiación”, Dombrovskis recordó que cada país será responsable de que haya el mayor impacto mediante el diseño de su propia política fiscal.

“La calidad de las finanzas públicas será un elemento clave de las reformas necesarias para impulsar nuestro potencial de crecimiento y apoyar la transformación económica”, afirmó.

Insistió en que las administraciones públicas deberán ser “efectivas y eficaces” y reconoció que la deuda aumentará como consecuencia del impacto de la pandemia en las economías y las decisiones que se tomarán en el ámbito fiscal.

Pero aseguró que si los fondos se aplican de manera correcta contribuirán a incrementar en un 2 % anual el producto interior bruto (PIB) de la UE y creará dos millones de empleos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.