Santo Domingo.- El Ministerio de Salud Pública reportó este jueves 404 casos nuevos de coronavirus tras procesar 3,537 muestras en las últimas 24 horas y notificó el fallecimiento de tres personas, aunque en ese periodo de tiempo no se produjeron defunciones.

El total de casos es de 120,066, de los cuales están activos 21,725, y el acumulado de muertes asciende 2,189 personas, según el último boletín de la Dirección General de Epidemiologia (DIGEPI).

La disponibilidad de camas para tratar la COVID-19 es de 3,350, de las que 640 están ocupadas, lo que supone un 19 %. La ocupación de camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) es un 29 %, con 152 ocupadas de 525 disponibles, mientras que se encuentran en uso 81 ventiladores de un total de 417 existentes, para un 19 %.

La positividad diaria se sitúa 15.08 %, lo que supone un leve incremento con respecto a jornadas previas, y en las últimas cuatro semanas fue del 12.88 %.

El registro epidemiológico indicó, además, que la tasa de letalidad se ubica en 1.82 % y la mortalidad es de 209.50 por millón de habitantes, presentando hipertensión el 33.26 % de los fallecidos, y diabetes un 21.33 %.

Un total de 263 embarazadas han enfermado de coronavirus, siendo la letalidad en este grupo del 6 %; asimismo 403 trabajadores de la salud se contagiaron, con una letalidad 3.9 por ciento.

Además, 11,253 menores de 20 años han resultados afectados, con una letalidad de 0.28 %. Mientras, 673 mayores de 65 años han fallecidos por la enfermedad con una tasa de letalidad de 4.4 por ciento.

También te podría interesar:   Alemania registra 4.325 contagios en 24 horas, sin reportar todos los casos

El Ministerio de Salud Pública reitera el llamado a la población a mantener las medidas de higiene establecidas, además del distanciamiento físico y el uso de mascarillas en lugares públicos para evitar la propagación de la COVID-19.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.