Santo Domingo.- El Banco de Alimentos de la República Dominicana (BARD) ha repartido 600,000 kilos de alimentos durante la pandemia provocada por el COVID-19, informó este martes la organización, coincidiendo con su décimo aniversario de actividad en el país.

La cantidad de alimentos donados a segmentos poblacionales vulnerables en lo que va de año duplica lo alcanzando en todo el año 2019, según un comunicado de la entidad.

Actualmente, la organización atiende mensualmente a casi 15,000 personas a través de más de 105 organizaciones con inseguridad alimentaria y procuran que la población atendida tenga acceso a dietas más saludables y no solamente satisfacer las necesidades energéticas.

“El aporte del Banco de Alimentos ha sido muy significativo en este tiempo, pues gracias a las donaciones que hemos entregado a instituciones con inseguridad alimentaria han podido mantenerse atendiendo a sus beneficiarios en este tiempo de COVID-19”, dijo Julina Staffeld, directora ejecutiva de la entidad.

La responsable explicó que el BMRD se ocupa, “especialmente, de atender hogares de ancianos, niños huérfanos maltratados y adictos en recuperación, muchos de los cuales hubieran sido devueltos a las calles por no tener posibilidades de tener acceso a alimentos básicos”.

“No atendemos comunidades, ni entregamos alimentos para ser redistribuidos; solo tenemos capacidad y logística para ocuparnos de organizaciones con una población organizada, que nos permitan llevar estadísticas de cuántas personas impactamos por rangos de edades y género”, agregó Staffeld.

De acuerdo con el informe el Estado de la seguridad alimentaria y la nutrición elaborado por diversas agencias de Naciones Unidas las dietas saludables no asequibles para muchas personas en todas las regiones del mundo.

También te podría interesar:   Johnson & Johnson detiene ensayos de vacuna por enfermedad de participante

En la República Dominicana, un 16 % de la población no puede permitirse el acceso a una dieta saludable con los ingresos que reciben debido a su costo, que ronda los 4.06 dólares por persona.

Staffeld advirtió de que serán necesarios grandes cambios en los sistemas alimentarios, tales como el reequilibrio de las políticas e incentivos agrícolas en toda la cadena de suministro y políticas de protección social, leyes que establezcan un marco jurídico frente a la pérdida y desperdicio de alimentos, para que la población pueda acceder a dietas más saludables.

El BARD espera el apoyo de todos los supermercados, empresas distribuidoras y productoras de alimentos, el sector agrícola, mediante la donación de alimentos.

“Solo con la integración de todos y el apoyo decidido de los que componen la cadena de suministro de alimentos podremos cumplir con el objetivo de desarrollo sostenible al 2030 de Hambre Cero”, apuntó Staffeld.

Más de 600,000 dominicanos sufren de hambre y otras formas de malnutrición como la desnutrición infantil, bajo peso al nacer, obesidad, anemia, entre otros, según datos de la organización.EFE

mmv

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.