Washington.- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, propusieron este domingo a los congresistas aprobar un proyecto que permita redirigir fondos no usados de un programa para apoyar a pequeñas empresas, mientras acuerdan un nuevo paquete de estímulo.

Cuando aún no se ha llegado a un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayudas para frenar los efectos de la pandemia en la economía del país, los negociadores de la Casa Blanca enviaron una carta a los integrantes de la Cámara de Representantes y del Senado.

“Ahora es el momento de unirnos y votar de inmediato un proyecto de ley que nos permita gastar los fondos no utilizados del Programa de Protección de Cheques de Pago mientras continuamos trabajando hacia un paquete integral”, señalaron.

Se refirieron así a una iniciativa por medio de la cual se ofrecían préstamos directos, con la posibilidad de ser condonados, a pequeñas empresas que garantizaran el empleo de sus trabajadores durante de la pandemia.

Los funcionarios consideraron que “el enfoque de todo o nada es una respuesta inaceptable para el pueblo estadounidense” y criticaron que la Cámara de Representantes, que lidera la demócrata Nancy Pelosi, ha avalado dos proyectos de ley en esta materia que no avanzaron en el Senado, en lugar de sumarse a una “legislación bipartidista” como en el pasado.

A finales de marzo, cuando la pandemia golpeó con dureza el empleo y la producción en Estados Unidos debido a las medidas para prevenir la propagación del coronavirus, republicanos y demócratas pactaron un plan de rescate fiscal por un valor total de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia del país, pero que fue insuficiente ante la gravedad de la crisis.

También te podría interesar:   La campaña Trump-Pence se vuelca en Miami por los hispanos y contra el socialismo

El pasado martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó suspender abruptamente hasta después de las elecciones del 3 de noviembre las negociaciones con el Congreso para aprobar un nuevo paquete de ayuda.

Y tres días después, el viernes, Trump afirmó que le gustaría ver un paquete de estímulo mayor al ofrecido por demócratas y republicanos, en medio de informaciones aparecidas en medios de comunicación locales de que la Casa Blanca iba a presentar una propuesta de rescate de 1,8 billones de dólares.

Este sábado, Pelosi consideró “insuficiente” la propuesta de la Administración de Trump, y se quejó de que Estados Unidos ya completa cuatro días registrando 50.000 nuevos casos de coronavirus diarios.

“Hasta que no se resuelvan estos graves problemas permaneceremos en un punto muerto”, agregó tras exponer sus observaciones a la propuesta del Gobierno.

Pelosi confió, sin embargo, en que la Casa Blanca trabajará con el Congreso en un “paquete de ayuda que aborde la crisis económica y de salud que enfrentan las familias estadounidenses”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.