Jerusalén.- El Ministerio de Sanidad israelí está estudiando llevar a cabo una lenta desescalada del confinamiento, que duraría cuatro meses y se dividiría en ocho etapas, informó hoy el canal israelí N12.

Tras admitir que la desescalada del primer confinamiento, en abril, fue demasiado rápida, el Gobierno israelí ha enfatizado una y otra vez que las restricciones implementadas durante el cierre actual serían levantadas de forma lenta y progresiva.

Sin embargo, la cifra de cuatro meses difundida hoy por medios locales presenta un escenario más extenso de lo previsto, en el marco del agotamiento social frente al actual confinamiento, que ha profundizado la crisis económica causada por la pandemia.

La desescalada, que el Gabinete de Coronavirus comenzará a discutir mañana, comenzaría según N12 el próximo domingo 18, tras exactamente un mes de confinamiento.

Una primera etapa vería la reapertura de las guarderías, las playas los negocios que no reciban clientes, al tiempo que se eliminarían las restricciones al movimiento, que no permiten alejarse a más de un kilómetro del domicilio excepto casos justificados, y que también limitan las protestas y rezos multitudinarios.

Según la información difundida por N12, el aeropuerto internacional de Ben Gurión retomaría gran parte de su actividad, mermada durante las últimas semanas y los restaurantes podrían empezar a vender comida para llevar, además de las entregas a domicilio que realizan actualmente.

El comienzo de la segunda etapa de la desescalada estaría previsto para el primero de noviembre y dependería de que los nuevos casos diarios bajen a 1.000 (durante la última semana oscilaron en torno a los 4.000). En esta, los alumnos de entre seis y diez años regresarían a clase y reabrirían las sinagogas.

También te podría interesar:   China marca su 49 día consecutivo sin casos locales y suma 16 importados

La tercera, una vez que los nuevos contagios diarios bajen a 500, se calcula que podría comenzar a mediados de noviembre e incluiría la reapertura de gran parte de los comercios, además de los gimnasios, centros comerciales y mercados.

A fines de noviembre se iniciaría la cuarta etapa, dependiente de que se alcance la cifra de 250 casos diarios, y tendría como principal elemento la reapertura de restaurantes y cafés.

El resto de las etapas se extendrían hasta finales de enero, y se prevé que para entonces abran las piscinas, hoteles y museos, que el resto de los estudiantes regresen a clase, los clubes y bares funcionen con normalidad y hasta se permita la asistencia de público a eventos deportivos.

Tras unos primeros 15 días de confinamiento sin apenas resultados, las cifras de nuevos contagios comenzaron a bajar durante la última semana, la tercera del confinamiento, y el índice de casos positivos pasó de más de un 15% a menos de un 8% el viernes.

Según cifras difundidas hoy por Sanidad, de las escasas 13.400 pruebas realizadas ayer, menos de 900 resultaron positivas, lo que baja la tasa a menos de un 7%.

Hasta el momento 290.000 personas contrajeron el virus en el país, con unos nueve millones de habitantes, y que ha registrado por ahora 1.941 muertes por la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.