Tokio,- Los cancilleres de Estados Unidos, Japón, Australia y la India se comprometieron este martes a estrechar su cooperación para garantizar la estabilidad en Asia-Pacífico, frente a lo que ven como un preocupante auge de China en la región.

En un encuentro en Tokio los titulares de Exteriores del cuarteto de países conocido como “Quad” decidieron dar un paso más en esta iniciativa impulsada por Japón y EEUU, con la que los dos aliados buscan reforzar su posición estratégica en la zona y contrarrestar así la influencia creciente de Pekín.

Los participantes recalcaron que comparten los valores de la democracia, el respeto a la ley internacional y del libre comercio, y apostaron por avanzar en la cooperación multilateral aunque sin tomar ninguna medida concreta y con diferentes posturas a la hora de referirse al gigante asiático.

POMPEO, EL MÁS DURO

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, fue el único que se refirió a China de forma clara y contundente durante el inicio de la reunión, al afirmar que la colaboración del cuarteto “es ahora más crítica que nunca” para “proteger a sus ciudadanos de la corrupción, la explotación y la coerción del Partido Comunista Chino”.

Pompeo añadió que la crisis del coronavirus “ha empeorado infinitamente por culpa de la ocultación del Partido Comunista Chino”, y confió que el “Quad” “continúe dando pasos hacia medidas más concretas”, durante la primera parte de la reunión, que estuvo abierta a los medios.

El ministro nipón de Exteriores, Toshimitsu Motegi, señaló por su parte que “el orden internacional se ha visto desafiado por muchos frentes en los últimos años”, tendencia que se ha “acelerado” por la pandemia.

También te podría interesar:   Suben a 2.204 los muertos por COVID-19 en Honduras y a 72.075 los contagios

“Como cuatro países que compartimos valores fundamentales, tenemos la responsabilidad de proteger el orden internacional”, subrayó Motegi, quien señaló que la misión principal del cuarteto es “garantizar una región del Indo-Pacífico sea libre y abierta”.

Los titulares de Exteriores de Australia, Marise Payne, y de la India, Subrahmanyam Jaishankar, destacaron por su parte la necesidad de defender las libertades fundamentales en la región y de resolver las disputas por medio de la ley internacional en lugar de por la fuerza.

Tanto Japón como Australia y la India han vivido numerosos incidentes o episodios de tensión en los últimos años con China, aunque los tres países tienen en el gigante asiático a uno de sus principales socios comerciales, lo que les hace ser más cautos frente a Pekín.

UN GRUPO EN FASE EMBRIONARIA

El “Quad”, también llamado Foro de diálogo de seguridad cuatrilateral, comenzó a tomar forma entre 2017 y 2019, cuando los cuatro países celebraron cinco encuentros, el último de ellos en Nueva York en septiembre del año pasado coincidiendo con la Asamblea General de Naciones Unidas.

Debido a la falta de medidas concretas y por las alusiones – aunque no siempre claras – hacia China, la iniciativa es vista por muchos analistas como una señal de advertencia hacia Pekín, que a su vez ha criticado al foro y lo ha tachado de ser una “mini-OTAN”.

Motegi dejó hoy la puerta abierta a una ampliación del cuarteto a “otros países que comparten los mismos valores” y que “han mostrado interés” por el marco, y citó a “varios países del sudeste asiático” y a Francia y Alemania.

La reunión en Tokio ha sido la primera cita diplomática de relieve que acoge en Japón la nueva administración liderada por Yoshihide Suga, quien sucedió a Shinzo Abe como primer ministro hace tres semanas, así como la primera visita del jefe de la diplomacia estadounidense a Extremo Oriente desde julio de 2019.

También te podría interesar:   El papa pide mayor participación femenina en las instituciones de la Iglesia

Además, tuvo lugar en el contexto de enfrentamiento prolongado entre Pekín y Washigton, a lo que se añade la incertidumbre política en EEUU ante la proximidad de las elecciones y por el estado de salud del presidente Donald Trump.

PENDIENTES DE TRUMP

La reunión de Tokio, en la que los ministros participaron con mascarilla y respetando una distancia de seguridad interpersonal, también se ha visto marcada por las noticias sobre Trump, quien ha regresado a la Casa Blanca tras estar hospitalizado por COVID-19.

“Pompeo nos ha trasladado que está estable y en proceso de recuperación tras recibir el alta”, dijo en rueda de prensa el ministro nipón de Exteriores, quien también deseó que Trump “se recupere pronto del coronavirus”.

El jefe de la diplomacia estadounidense tenía previsto inicialmente visitar Japón durante dos días y viajar también a Mongolia y Corea del Sur durante el resto de esta semana, aunque tras conocerse el contagio de Trump, el Departamento de Estado acortó sus planes.

Pompeo, quien dio negativo por COVID-19 antes de partir desde EEUU, fue eximido de la cuarentena que deben cumplir todos los visitantes extranjeros a su llegada a Japón, al igual que los cancilleres de Australia y de la India, y con la condición de limitar sus movimientos a sus alojamientos y a los lugares de las reuniones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.