La Habana.- Cuba activó este lunes la fase informativa para su región más occidental ante el posible impacto que supone la tormenta tropical Delta, actualmente en avance por el mar Caribe.

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decretó la primera fase dada la eventual trayectoria de Delta durante su acercamiento a la península de Yucatán y su área de influencia sobre el oeste de Cuba.

Esta tormenta se aproximará en la tarde de mañana martes al municipio especial cubano Isla de la Juventud -situado 100 kilómetros al sur de La Habana- y a las provincias de Artemisa y Pinar del Río, probablemente arrastrando ya vientos con fuerza de huracán antes de adentrarse en el Golfo de México, según los más recientes boletines meteorológicos.

El centro de Delta -tormenta número 25 de la actual temporada de huracanes en el Atlántico- se ubicaba a las 08.00 horas (12.00 GMT) de hoy a unas 130 millas (210 km) al sur de Negril, en Jamaica, y a unas 270 millas (440 km) al sureste de la isla Gran Caimán, mientras seguía con rumbo próximo al oeste noroeste.

Actualmente esta tormenta tiene vientos máximos sostenidos que llegan a 40 millas por hora (65 km/h) y se mueve en dirección oeste-noroeste a 9 millas por hora (15 km/h).

Los boletines meteorológicos prevén que se aproxime en la tarde de mañana martes al municipio especial Isla de la Juventud y a las provincias Artemisa y Pinar del Río, cuando probablemente incline su rumbo más al noroeste y pudiera convertirse en huracán antes de adentrarse en el Golfo de México.

El protocolo cubano establece las etapas informativa, de alerta, alarma y recuperativa antes, durante y tras el paso de una tormenta. La primera fase sirve a los territorios para afinar los planes de contención que luego se activarán a toda marcha en la segunda.

También te podría interesar:   Abinader nombra embajadores en Rusia, Perú, Haití, Honduras y Cuba

La primera nota de las autoridades de la Defensa Civil cubana ha recomendado al resto de las provincias de la región occidental de la isla que deben mantenerse “atentas a la evolución de este sistema e incrementar la vigilancia hidrometeorológica”.

Además, advierte que en esta etapa los organismos estatales, las instituciones sociales y entidades económicas deben cumplir las medidas previstas en sus planes de reducción del riesgo de desastres con “racionalidad”, así como las acciones de prevención y control del nuevo coronavirus.

PRIMERAS MEDIDAS EN ISLA DE LA JUVENTUD

Entre las primeras medidas a la espera de Delta, las autoridades de la Isla de la Juventud ordenaron la suspensión de clases y la evacuación de los trabajadores en el turístico Cayo Largo del Sur, según informó la televisión estatal.

Ese reporte indicó que luego de varios días de lluvias sobre ese islote -situado 100 kilómetros al sur de La Habana- la mayor parte de sus embalses están vertiendo.

Asimismo, recordó que hace 12 años la Isla recibió el azote del último fenómeno de este tipo y que, en medio de la actual pandemia de COVID-19, acumula más de 150 días sin reportar casos de la enfermedad.

Hace poco más de un mes, a su paso por Cuba los pasados 23 y 24 de agosto, la tormenta tropical Laura recorrió de este a oeste la costa sur del país afectando a todo su territorio, donde dejó daños en casi 14.200 hectáreas de cultivos aunque sin dejar víctimas.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando el Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente dejando 10 muertos y pérdidas materiales cuantificadas en 13.185 millones de dólares en viviendas, infraestructuras y en los sectores agrícola y ganadero, según datos oficiales.

También te podría interesar:   La Habana reabre mientras aumentan los casos de COVID-19 en el centro de Cuba

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.