Río de Janeiro.- Brasil registró en las últimas 24 horas 1.031 muertes por la COVID-19 y 33.413 contagios, con lo que el número de fallecidos se acerca a los 144.000 y el de contagios a los 4,9 millones, informó este miércoles el Gobierno.

Desde el pasado 15 de septiembre, cuando el gigante suramericano contabilizó 1.113 muertes por coronavirus, el número de víctimas mortales por la enfermedad no sobrepasaba el millar.

En números totales, Brasil ya suma 143.952 fallecidos por la COVID-19 y 4.810.935 contagios, según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud.

Las cifras confirman al gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus.

Brasil es el segundo país del mundo con mayor número de muertes por COVID-19, detrás de Estados Unidos, y tercero con más contagios, después de Estados Unidos e India.

Pese a que el país se acerca a los 4,9 millones de infectados, más de 4,1 millones de personas contagiadas -el 86,9 % de los casos- ya se recuperó y otros 486.607 están bajo acompañamiento.

De acuerdo con las cifras oficiales, el promedio diario de muertes en los últimos 14 días bajó este miércoles a 700 casos, una reducción del 12 % respecto de la media de hace dos semanas, mientras que el promedio diario de contagios ronda los 28.000, lo que equivale a una caída del 17 % en la misma comparación.

Aunque en las últimas semanas se ha registrado cierta estabilidad de la pandemia en la mayor parte de Brasil y una caída en los promedios diarios de fallecidos e infectados por el virus, desde hacía dos semanas no se contabilizaban más de mil fallecidos en un día por la enfermedad.

También te podría interesar:   México suma 431 muertos y 6.025 contagios nuevos de covid-19

De los 27 estados que conforman a Brasil, sólo Amapá y Amazonas (norte) registraron altas en el número de muertes en la última jornada.

Amazonas fue la primera región en colapsar por la enfermedad y la primera que inició el proceso de desescalada en el país, por lo que las autoridades están revisando nuevamente los controles para evitar la propagación del virus, aunque niegan que se trate de un rebrote.

No opina lo mismo la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de América Latina, que realizó un estudio de la situación y señaló que puede tratarse de una nueva ola de crecimiento “con tendencia a largo plazo”, por lo que recomendó “reforzar las medidas de protección individual y colectiva”.

SAO PAULO ANUNCIA FECHA DE INICIO DE VACUNACIÓN

El Gobierno de Sao Paulo, el estado brasileño más poblado y el más afectado por la pandemia, firmó este miércoles un contrato para recibir 46 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 conocida como “Coronavac”, del laboratorio chino Sinovac, y que pretende aplicar a la población a partir del 15 de diciembre.

El acuerdo, por un valor de 90 millones de dólares, también prevé la transferencia de la tecnología de la vacuna al Instituto Butantan, que coordina con la firma asiática los ensayos clínicos de la vacuna en Brasil.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, indicó en una rueda de prensa que recibirán hasta diciembre los 46 millones de vacunas contra el coronavirus, equivalente a toda la población del estado, y que, además, existe un acuerdo verbal para que lleguen otros 14 millones de dosis hasta febrero de 2021.

También te podría interesar:   La mano derecha de Trump en inmigración también da positivo por coronavirus

El gobernador espera que, una vez sea aprobada por las autoridades sanitarias brasileñas, la campaña de vacunación empiece el próximo 15 de diciembre con una primera fase en la que serán inmunizados los profesionales de salud del estado de Sao Paulo.

El estado de Sao Paulo es la región de Brasil más afectada por la pandemia con 985.628 positivos y 35.622 muertes, según el último balance del Ministerio de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.