Atenas,- El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó este martes a Armenia y Azerbaiyán a poner fin a las hostilidades y “contribuir a una solución pacífica” en Nagorno Karabaj, donde desde hace tres días combaten estas dos naciones y se teme que pueda ser el comienzo de un gran conflicto en el Cáucaso.

“El ministro de Exteriores (griego) y yo abordamos el conflicto en Nagorno Karabaj, donde ambas partes tienen que parar la violencia, trabajar con el Grupo de Minsk y volver a las negociaciones reales lo más rápido posible”, dijo Pompeo en Creta durante el segundo día de su visita a Grecia, en referencia a la reunión que mantuvo con su homólogo, Nikos Dendias, este lunes.

El jefe de la diplomacia del Gobierno de Donald Trump afirmó hoy en la mayor isla griega que la cooperación militar entre su pais y Grecia constituye un contrapeso a la presencia desestabilizadora de Rusia en la región.

“Tenemos una cooperación militar muy estrecha… Y ésta es muy importante porque Rusia juega un papel desestabilizador en la región, como hace en Libia por ejemplo”, destacó Pompeo, en declaraciones conjuntas con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, en la base de la fuerza aérea helena en La Cánea.

Moscú tiene una base militar en Armenia y Ankara -que desde hace unos meses le echa un gran pulso a Grecia sobre el control de las aguas del Mediterráneo oriental- es el principal aliado de Azerbaiyán.

MAYOR COOPERACIÓN EN DEFENSA

En el marco de la ampliación de la cooperación militar entre Grecia y Estados Unidos, hoy se anunció que el portador de helicópteros USS Hershel «Woody» Williams tendrá como base permanente la base naval de Suda, cerca de La Cánea.

También te podría interesar:   Panamá reporta 108.726 casos de coronavirus y 2.297 decesos

Además, EE. UU. modernizará los 84 F-16 de la fuerza aérea y las fragatas de la marina griega.

Pompeo recalcó que su país apoya la estratégica energética griega respecto al gas, que “constituye un contrapeso a la presencia de Gazprom”.

En el puerto de Alejandrópolis, en el norte de Grecia, está en construcción una terminal para transferir a Europa gas estadounidense.

Grecia, en cooperación con Israel y Chipre, promueve la construcción de un gasoducto, que transferirá a Europa el gas de los yacimientos del Mediterráneo oriental.

Además de la ampliación de la cooperación militar entre ambos países, EE. UU. está interesado en la privatización, en un futuro próximo, de los puertos de Alejandrópolis y de Kavala (también en el norte de Grecia) que, junto al de Salónica, son cruciales para el traslado de mercancías en los Balcanes y Europa Central.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.