A Coruña,.- El cantante Xoel López y la Orquesta Sinfónica de Galicia han aunado sus estilos este sábado en A Coruña, en una colaboración insólita en la que la agrupación se ha puesto por primera vez al servicio de un músico pop para seducir presencialmente a un público limitado y telemáticamente a un auditorio virtual dividido en palcos interactivos.

La fuerza de esta épica unión ha quedado inmortalizada con los primeros compases de “Patagonia”, de su álbum Paramales (2015), el tema escogido para abrir el exclusivo concierto con una actitud enérgica y animada.

El Coliseum de A Coruña, la ciudad natal de ambos, ha acogido a cerca de 900 asistentes sentados en el recinto con distancias de seguridad y sin quitarse la mascarilla, siguiendo las medidas sanitarias para evitar contagios de coronavirus.

Con el fin de dar cabida a un público más amplio, la cita se ha retransmitido, gracias a siete cámaras, por streaming, con la peculiaridad de convertirse en el primer concierto interactivo del mundo, ya que se han habilitado palcos virtuales privados, en los que grupos de 1, 2, 4 o 6 personas han podido interactuar entre ellas durante el espectáculo, viéndose además a través de sus cámaras.

“Siempre soñé con tener una orquesta sinfónica detrás”, ha asegurado el vocalista al inicio de la función, cuando ha añadido, visiblemente emocionado, que nunca se había imaginado que esta aspiración fuese a cumplirse en su “propia” ciudad “por primera vez”.

La banda de Xoel López y los 45 músicos de la OSG han versionado con su destreza lírica temas tan conocidos del artista coruñés como “Tierra” o “Hombre de ninguna parte”, que han calado con garra en un auditorio fundido en aplausos.

También te podría interesar:   La cantante puertorriqueña Melina León es ingresada en un hospital por la covid-19

A las órdenes del afamado director finlandés Dima Slobodeniouk y los arreglos musicales de Daniel G. Artés, han resonado canciones como “Todo lo que merezcas”, “Alma de oro” o “Balas”, cuya transformación musical ha sido ensalzada por el compositor al definirla como “un merengue hecho soul y ahora orquestado”.

Con especial cariño, López ha introducido “Joana”, un tema que lanzó durante el confinamiento y no pudo presentarlo en aquel momento. “Es como si hubiese estado en una incubadora y saliese a la vida real”, ha relatado.

Tras un cambio de “dimensión”, en el que el cantante ha proseguido sin la orquesta entonando las notas de “Caracoles” o “Jaguar”, se ha llenado el recinto de luz para retomar la confluencia.

La intensidad del concierto ha dado todavía un paso más hacia adelante al encarar su recta final en la que ha sacado a relucir sus emblemáticas canciones “Lodo” y “Tigre de Bengala”, que han suscitado la calurosa ovación del público.

Los palcos interactivos se han puesto en marcha en colaboración con la plataforma We2Video, que busca brindar la oportunidad de participar de la transmisión en directo del concierto en compañía de amigos.

El sistema funciona como una videollamada, en la que el espectador observa con imagen y sonido el recital y a sus amigos, a los que puede minimizar y silenciar en cualquier momento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.