Berlín- Las autoridades sanitarias alemanas contabilizaron en las últimas 24 horas 1.769 nuevos contagios por coronavirus, en la línea de los 1.821 registrados ayer, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados esta medianoche.

El número de muertos asciende a 9.409, trece más en 24 horas, y el total de positivos desde que se diera a conocer el primer caso de contagio en el país a finales de enero se sitúa en 275.927.

En tanto, constan como recuperadas unas 245.400 personas, lo que sitúa el número de casos activos de COVID-19 en unos 21.000.

El sábado, Alemania registró 2.297 nuevos contagios en 24 horas, el nivel máximo desde abril pasado.

“Tras una estabilización momentánea de casos a un nivel elevado, actualmente se observa de nuevo un aumento de contagios en la población, por lo que hay que seguir observando atentamente la situación”, señala el RKI en su informe diario publicado ayer por la tarde.

El pico de contagios se había registrado entre finales de marzo y principios de abril, con más de 6.000 nuevas infecciones diarias, las cifras fueron bajando después y a partir de finales de julio volvieron a aumentar.

La incidencia acumulada en los últimos siete días se situaba el martes en Alemania en 13,5 casos por 100.000 habitantes y en tres circunscripciones se superaban los 50 casos por 100.000.

En los estados federados de Baden-Württemberg, Hamburgo y Renania del Norte-Westfalia, la incidencia se sitúa notablemente por encima de la media alemana, en los de Baviera y Berlín, es aún mayor.

En general, la mayoría de casos se detectan sobre todo en celebraciones familiares y entre amigos, así como en residencias de ancianos, hospitales, centros de acogida de refugiados y solicitantes de asilo, centros comunitarios, diferentes entornos profesionales, actos religiosos y en relación con viajes y personas que regresan del extranjero, precisa el RKI.

También te podría interesar:   Las comunidades del volcán Pacaya en Guatemala ansían el retorno del turismo

El factor de reproducción (R) menos estable, basado en una comparativa de las infecciones en un intervalo de cuatro días respecto a los cuatro días anteriores y que refleja la evolución de contagios de hace aproximadamente una semana y media, se sitúa en 0,92, señaló el RKI en su informe de ayer.

En tanto, el factor R que toma en consideración las infecciones en un intervalo de siete días respecto a los siete anteriores, y que por lo tanto es considerado más estable al permitir un mayor balance de las oscilaciones derivadas de brotes localizados, está en 0,99.

Este segundo valor refleja la evolución de contagios de hace 8 a 16 días.

Un valor de 1 implica que un infectado contagia de media a otra persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.