Tokio,.- El índice de precios al consumo (IPC) de Japón cayó un 0,4 % interanual en agosto, tras dos meses plano y otras dos caídas previas, debido al impacto prolongado de la pandemia de COVID-19, informó hoy el Gobierno.

Se trata de la caída más pronunciada del indicador desde noviembre de 2016, cuando los precios también se abarataron un 0,4 %.

Con respecto al mes anterior, el indicador, que excluye los precios de los alimentos por su alta volatilidad, retrocedió un idéntico 0,4 %, según los datos publicados por la Oficina de Estadística del Ministerio del Interior y Comunicaciones.

Esta tendencia a la baja de los precios aleja las perspectivas de alcanzar el objetivo del 2 % establecido por el Banco de Japón. El país cerró 2019 con una inflación del 0,6 %.

El factor que más contribuyó al retroceso del IPC en el octavo mes de 2020 fue la caída de los precios en el sector educativo, del 10,3 % interanual; seguido de la reducción del coste de la cultura y el ocio (-2,4 %), y de la energía (-1,9 %).

Los sectores que experimentaron las mayores subidas de precios el mes pasado fueron el de la alimentación, con un encarecimiento del 2,9 % interanual, y el del mobiliario, donde subieron un 2,8 %.

El IPC japonés venía acumulando una racha de 39 incrementos mensuales consecutivos hasta abril y mayo, cuando se produjo una disminución interanual del 0,2 % del IPC en cada mes, antes de mantenerse plano en junio y julio, y volver a caer en agosto.

El descenso está ligado al impacto prolongado de la pandemia del nuevo coronavirus, que ha reducido los niveles de consumo entre los japoneses.

También te podría interesar:   Salud Pública reporta 366 nuevos contagios y seis muertes por coronavirus

El gobierno japonés puso en marcha a finales de julio la campaña “Go To Travel” (ve a viajar) que subvenciona el 35 % de los gastos de viajes nacionales para estimular la demanda y ayudar a la industria turística a recuperarse del impacto de la pandemia, por la que el país mantiene sus fronteras cerradas al turismo extranjero.

El programa afectó directamente a los precios generales, dijo un funcionario del citado ministerio en una rueda de prensa. Las tarifas de alojamiento se desplomaron en dicho mes un 32 %.

“No parece haber factores que vayan a impulsar al IPC al alza por el momento después del lanzamiento del programa de subsidios para viajes y una reciente desaceleración de los precios del combustible”, dijo el funcionario en la comparecencia, recogida por la agencia local de noticias Kyodo.

Los precios del queroseno y la gasolina cayeron en agosto un 10,9 % y un 6,3 % interanual, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.