Panamá,- Panamá reportó este domingo 704 nuevos casos de la COVID-19 y 11 muertes, para alcanzar un total de 101.745 contagios confirmados de la enfermedad y 2.166 fallecimientos en 190 días de pandemia, informaron las autoridades sanitarias panameñas.

El Ministerio de Salud (Minsa) indicó que los hospitalizados llegan a 1.272, de ellos 1.115 en sala general y 157 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En casa con síntomas leves permanecen 23.610 personas, y otras 590 han sido llevadas a hoteles que provisionalmente funcionan como hospitales.

Desde que el pasado 9 de marzo se descubrió el primer caso de la enfermedad, y cuando ya se completan seis meses de pandemia, Panamá ha aplicado 399.197 pruebas de detección de la COVID-19, de las que el 27 % han sido positivas.

Los test por millón de habitantes ascienden a 93.303, con 4.469 aplicados en las últimas 24 horas, que arrojan una positividad de 15, 8 %.

La constante de muertes según con el rango de edad se mantiene invariable entre las personas de 60 a 70 años (1.020) y mayores de 80 (544).

Las autoridades recordaron este domingo que desde el lunes se levanta la restricción de movilidad por sexo y quedan sin efecto los salvoconductos para circulación, salvo los emitidos a empresas que requieran trabajar entre las 11 de la noche y las 5 de la madrugada (hora local), que es el nuevo horario del toque de queda que regirá desde mañana.

El toque hasta ahora se marcaba desde 7 de la noche hasta las 5 de la madrugada (hora local), pero se mantendrá para las provincias de Colón, Chiriqu y Bocas del Toro.

También te podría interesar:   El Gobierno alemán destinará 4.000 millones euros a fortalecer la sanidad pública

Seguirán las zonas epidémicas, los cercos sanitarios y puestos de control establecidos por el Órgano Ejecutivo.

Paralelamente, el Minsa ha reforzado las jornadas de hisopados y acciones de trazabilidad para detectar y dar seguimiento en las comunidades a los casos positivos de la COVID-19 e identificar sus contactos para cortar la transmisión del virus.

El Minsa destacó que “hasta el momento, la trazabilidad se mantiene como una de las principales herramientas para el combate del virus con el fin de lograr que baje el número de contactos”.

Las autoridades han reiterado que este cronograma actualizado de apertura, que dio inicio el lunes pasado, lo ha hecho posible la baja en los indicadores pandémicos que atribuyen a las acciones de trazabilidad.

Sin embargo, el ministro panameño de Salud, Luis Francisco Sucre, ha dicho que “no se puede bajar la guardia” ante la posibilidad de que se den nuevos rebrotes como ha sucedido en otros países.

El cronograma establece cada semana la apertura de sectores y el levantamiento de las medidas de restricción a la movilidad hasta el 12 de octubre, cuando se anulará el toque de queda nocturno y se reabrirán la aviación internacional y los hoteles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.