Panamá.- Panamá sumó este sábado 711 nuevos casos de la COVID-19 y 15 muertes, que elevan a 101.041 los contagios confirmados de la enfermedad y a 2.155 los fallecimientos acumulados en 189 días de pandemia, informaron las autoridades sanitarias del país centroamericano.

El Ministerio de Salud (Minsa) reportó en su informe diario que los hospitalizados suman 1.276, divididos en 1.118 en sala general y 158 en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Aislados en casa con síntomas leves permanecen 23.579 personas, mientras que otras 555 han sido trasladadas a hoteles-hospitales.

Panamá, desde que el pasado 9 de marzo se descubrió el primer caso de la enfermedad, ha aplicado 394.728 pruebas de detección de la COVID-19, de las cuales el 27,2 % han sido positivas.

En las últimas 24 horas se aplicaron otros 5.196 nuevos test, que dan una positividad de 13,7 %.

El país centroamericano mantiene una de las tasas de letalidad de la enfermedad más bajas de la región, con un 2,1 %.

Un descenso en la incidencia de casos y muertes ha permitido a las autoridades idear un nuevo plan de reactivación económica que dio inicio el lunes pasado.

Este plan establece cada semana la apertura de sectores y el levantamiento de las medidas de restricción a la movilidad hasta el 12 de octubre, cuando se anulará el toque de queda nocturno y se reabrirán la aviación internacional y los hoteles.

Ya el Gobierno de Panamá oficializó el viernes por decreto un nuevo horario del toque a partir del lunes en la capital y la aledaña provincia de Panamá Oeste -donde vive la mitad de los 4,2 millones de habitantes del país- que ahora comenzará una hora antes de la medianoche hasta las 5 de la madrugada.

También te podría interesar:   Las primeras vacunas en Italia serán para los sanitarios y personas mayores

A partir del lunes próximo se levanta además la restricción de movilidad por sexo y quedan sin efecto los salvoconductos para circular, salvo los emitidos en beneficio de empresas que requieran trabajar en el horario del toque de queda, que se mantendrá en el horario de 7 de la noche a 5 de la madrugada en las provincias de Colón, Chiriquí y Bocas del Toro.

La cuarentena total de los domingos se mantiene en la capital y Panamá Oeste, igual que los cercos sanitarios y puestos de control.

Las autoridades reiteraron hoy que este cronograma actualizado de apertura lo ha hecho posible la baja en los indicadores pandémicos, que atribuyen a las acciones de trazabilidad del Minsa para dar con los contactos de casos positivos y cortar la expansión del virus en las comunidades.

Sin embargo, el ministro panameño de Salud, Luis Francisco Sucre, dijo que “no se puede bajar la guardia” ante la posibilidad de que se den nuevos rebrotes como ha sucedido en otros países.

El Minsa indicó en ese sentido que “corresponde a cada ciudadano mantener el lavado frecuente de manos o el uso frecuente de alcohol o gel alcoholado; pero sobre todo mantener el distanciamiento físico”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.