Berlín, – Unos 14 millones de personas de más de 16 años tienen este domingo derecho a votar en las municipales del “Land” (estado federado) de Renania del Norte-Westfalia (oeste de Alemania), los comicios más masivos en el país desde el inicio de la pandemia.

Los colegios electorales abrieron sin incidentes destacados a las 8.00 hora local (6.00 GMT) y permanecerán operativos hasta las 18.00 hora local (16.00 GMT). Todo el procedimiento ha sido diseñado teniendo en cuenta las medidas de seguridad y protección en el estado federado con más casos de COVID-19.

La distancia de seguridad de metro y medio y las mascarillas son obligatorias en los colegios, a donde los ciudadanos deben llevar sus propios bolígrafos para rellenar las papeletas.

El voto por correo se ha disparado con respecto a los comicios previos, han informado muchas localidades. En las anteriores locales ésta fue ya la modalidad elegida por el 26,5 % de los votantes.

La atención política se centra en los resultados que puedan obtener Los Verdes, claramente al alza en el conjunto del “Land” según los sondeos, y camino de convertirse en segunda fuerza, por detrás sólo de los conservadores de la Unión Cristianodemócrata (CDU), que lograrían un 34 % de los sufragios.

Una reciente encuesta para la televisión pública regional “WDR” les otorgaba el 22 % de las papeletas, frente al 11,7 % que consiguieron hace cinco años. Consolidarían así una tendencia que se ha percibido ya en comicios regionales de los últimos dos años y que señalan también las encuestas nacionales.

Podrían además hacerse Los Verdes por primera vez con las alcaldías de dos grandes ciudades de este estado federado, Aquisgrán y Wuppertal, aunque quizá precisen una segunda ronda (previstas en dos semanas) si este domingo no logran el 50 %. Los conservadores aspiran a arrebatar Düsseldorf, la capital de Renania del Norte-Westfalia, al Partido Socialdemócrata (SPD).

Otra tendencia interesante son los candidatos respaldados conjuntamente por Los Verdes y la CDU, que insinúa una coalición con cada vez más adeptos para el conjunto del país. Es el caso del favorito para Wuppertal, el ecologista Uwe Schneidewind, y de la independiente Henriette Reker, que aspira a un segundo mandato en Colonia.

Un tercer punto de interés es la erosión que van a sufrir las dos grandes formaciones, la CDU y el Partido Socialdemócrata (SPD), por el ascenso de Los Verdes. Los socialdemócratas aparecen, según los sondeos, como los principales perjudicados y podrían llegar perder un tercio de sus votantes.

Esto ensombrecería sus perspectivas de cara a las generales del año que viene, pues estas elecciones son la primera llamada a las urnas desde que anunciaron que el actual ministro de Finanzas, Olaf Scholz, será el candidato del SPD a la Cancillería en 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí