La Habana.- Las autoridades cubanas prorrogaron durante quince días más las fuertes medidas restrictivas decretadas para contener los rebrotes de coronavirus en La Habana, que inicialmente iban a estar vigentes del 1 al 15 de septiembre y ahora se mantendrán hasta el día 30 de este mes.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo en una comparecencia televisiva que la decisión se tomó porque “no se ha logrado contener la propagación de la epidemia en la ciudad”, donde se registra una preocupante dispersión de los contagios, con casos en los 15 municipios de la ciudad.

La Habana, considerada el epicentro cubano de la COVID-19 desde el comienzo de la pandemia en marzo pasado, tuvo que cancelar su reapertura a principios de este mes debido a varios rebrotes extendidos hacia otras regiones del país, que ya acumula 4.593 pacientes confirmados y 106 fallecidos.

Las medidas vigentes desde el pasado día 1 en la capital son las más severas que se han aplicado desde el inicio de la pandemia, e incluyen un toque de queda nocturno entre las siete de la tarde y las cinco de la mañana, la paralización del transporte público, el incremento del trabajo a distancia y máximas restricciones a la entrada y salida de la ciudad, que ha quedado incomunicada con el resto del país.

También se mantienen suspendidas las clases en todos los niveles de enseñanza, elevadas multas para los incumplidores de las medidas higiénico sanitarias y procesos judiciales contra los delitos de actividad económica ilícita, acaparamiento y especulación, en medio de una grave crisis de desabastecimiento.

El gobernador García Zapata anunció que con el fin de revertir la crisis sanitaria en el nuevo plazo se intensificarán algunas restricciones.

También te podría interesar:   Los casos de coronavirus a nivel mundial se elevan a 25,8 millones

Además, indicó que se adoptarán medidas relacionadas con las oficinas bancarias y las casas de cambio, donde se multiplican las concentraciones de personas en los últimos días ante los insistentes rumores sobre una inminente reunificación de las dos monedas que circulan en el país.

Estas filas, que a menudo se convierten en aglomeraciones, se suman a las que desde hace meses se producen ante las tiendas estatales que venden comida y productos básicos, cada vez más escasos excepto en las nuevas tiendas que comercializan esos bienes en divisas, donde también comienzan a verse largas colas.

TENDENCIA AL CONTROL

Al evaluar la situación de la COVID-19 en La Habana en las últimos 11 días, el director de Salud de la provincia, Carlos Alberto Martínez, señaló que sigue siendo “compleja” y con “alto riesgo epidemiológico” porque la enfermedad afecta a sus 15 municipios y mantiene una elevada transmisión y aumento del número de positivos.

Martínez explicó que se han aplicado 16 medidas que reflejan una tendencia al control de la pandemia y puso como ejemplo que nueve municipios de la capital han conseguido reducir el riesgo de transmisión.

Actualmente se reportan en La Habana 10 eventos de trasmisión local y 157 focos activos.

Además, se encuentran ingresados en hospitales 647 pacientes: 359 casos confirmados y 123 sospechosos.

Además de La Habana, que retrocedió a la fase de “trasmisión local limitada” en agosto un mes después de iniciar la reapertura, otras provincias cubanas también han dado marcha atrás por los rebrotes, entre ellas la occidental Artemisa y la central Ciego de Ávila.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.