Tegucigalpa.- La cifra de muertos en Honduras por la COVID-19 aumentó a 2.058 este viernes, cuando se cumplen seis meses de que fueron confirmados los primeros dos contagios, mientras que las personas que han contraído la mortal enfermedad suman 66.049, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

En su informe diario, el Sinager indicó que este viernes fueron confirmados nueve fallecidos, con los que el registro aumentó a 2.058.

En otro día de pocas pruebas de laboratorio, 739, cuando según fuentes médicas se necesitan al menos 3.000 diarias, el organismo señaló que hubo 247 nuevos casos que dieron positivo, lo que elevó a 66.049 el numero de contagiados.

La mayor cantidad de los contagios registrados este viernes se distribuyen en los departamentos de Francisco Morazán (51), Choluteca (41), El Paraíso (36), Intibucá (27), Copán (25), La Paz (21), Comayagua (13) y Olancho (12).

Después del departamento de Cortés, en el norte del país, que registra 20.768 casos positivos, los más afectados por la pandemia son Francisco Morazán, centro, donde se localiza Tegucigalpa con 18.396; Atlántida (4.598), Yoro (4.010), Colón (2.504), Choluteca (2.260) y El Paraíso (2.235).

Sobre los nuevos decesos, el organismo indicó que cuatro corresponden a Cortés y los otros cinco a Francisco Morazán, Comayagua, Copán, Ocotepeque y Santa Bárbara, en el centro y occidente del país, con uno cada uno.

Hay 821 pacientes hospitalizados, de los que 670 permanecen en condición estable, 124 en condición grave y 27 en unidades de cuidados intensivos.

El Sinager indicó que 16.613 personas se han recuperado clínicamente desde marzo, 1.036 de ellas confirmadas este viernes.

También te podría interesar:   Inglaterra cerrará bares y restaurantes a las diez de la noche por la COVID

El 11 de marzo el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, confirmó los primeros dos casos de COVID-19 en el país, en dos mujeres hondureñas que llegaron el 4 y 5 de ese mes procedentes de España y Suiza.

Las pruebas de laboratorio siguen retrasadas por problemas técnicos en los únicos dos laboratorios que tiene la Secretaría de Salud y la falta de reactivos, entre otros.

Los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, los más poblados y desarrollados del país, siguen siendo los principales epicentros de la enfermedad, que en promedio ha dejado 343 muertos y 11.008 contagiados cada mes, desde marzo.

Según fuentes médicas que están al frente de la pandemia en los hospitales públicos del país, las cifras de muertos y contagiados del Sinager son menores a las que se habrían registrado, lo que obedece a las pocas pruebas diarias de laboratorio.

Según algunos galenos y la Asociación de Funerarias de Honduras, los muertos por COVID-19, rondarían los 5.000.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.