Managua.- La cantidad de muertos a causa de la pandemia de la COVID-19 en Nicaragua se elevó a 144, y el número de casos positivos a 4.818, informó este martes el Ministerio de Salud.

Las autoridades registraron cuatro nuevos decesos por COVID-19 y 150 casos en los últimos siete días, según el informe leído por la ministra de Salud, Martha Reyes.

Sobre los decesos, la ministra indicó que, además de los muertos por COVID-19, “se presentaron otros fallecimientos en personas que han estado en seguimiento, debido a tromboembolismo pulmonar, diabetes mellitus, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas”, pero no especificó ni la cantidad ni si los pacientes estaban diagnosticados con coronavirus.

Asimismo, señaló que el Ministerio de Salud, desde el inicio de la pandemia hasta este martes, ha “atendido y dado seguimiento responsable y cuidadoso a 3.877 personas”, y que otras 125 que permanecían bajo una condición similar “han cumplido el periodo establecido”.

Además, reportó que un total de 3.583 pacientes se han recuperado.

Los datos del Ministerio de Salud mantuvieron el contraste con los del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, que reporta 2.699 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con el nuevo coronavirus, así como 10.121 casos sospechosos.

El gremio médico de Nicaragua, que ha expresado una mayor confianza en las estadísticas del Observatorio Ciudadano COVID-19, mantiene su petición al Gobierno del presidente Daniel Ortega, de que divulgue los “datos reales” sobre el impacto de la pandemia en el país.

Los doctores nicaragüenses, tanto a nivel personal como a través de las asociaciones médicas, han advertido a la población de no caer en una sensación de seguridad falsa, en lo que aparenta ser una reducción de contagios de COVID-19.

También te podría interesar:   Un agente mata al sospechoso de haber asesinado a un fan de Trump en Portland

El Gobierno de Ortega ha sido criticado por su manejo de la pandemia, que no incluye restricciones para evitar la propagación, promueve aglomeraciones y eventos públicos y adopta mínimas medidas sociales de prevención, con el argumento de que “la economía no se puede detener”.

El manejo de la pandemia ha despertado preocupación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como en sus oficinas relacionadas con la salud y los derechos humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.