San José,- Las autoridades de Costa Rica alertaron este martes que la ocupación en las camas de cuidados intensivos habilitadas para atender pacientes con COVID-19 alcanzó el 65 % y que las cifras de hospitalizaciones y muertes continúan al alza, a las puertas de una fase de apertura económica.

“Esto no es algo impuesto, lo tenemos y en la medida de que cada uno asuma su cuota de responsabilidad podemos evitar que exista un colapso que pareciera que está muy cerca de ocurrir: tenemos el 65 % de las unidades de cuidados intensivos ocupadas para COVID-19”, declaró en conferencia de prensa el ministro de Salud, Daniel Salas.

Los datos oficiales indica que este martes hay 500 personas hospitalizadas por coronavirus, de las cuales 236 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, ambas cifras las más alta que ha registrado el país durante la pandemia.

Este martes también se registró el récord diario de personas fallecidas con 21, para un total de 531 a lo largo de los seis meses de pandemia.

El ministro Salas destacó que el hecho de que la letalidad se encuentre en el 1,06 % es una muestra de la fortaleza del sistema de salud para la atención de pacientes, pero alertó que la COVID-19 ya es la octava causa de muerte en el país si se compara con el histórico entre 2016 y 2018

En total, Costa Rica contabiliza 49.897 casos de coronavirus, de los cuales se han recuperado hasta el momento 19.285.

Este martes, la cantidad de casos nuevos fue de 1.117, de estos, 288 se diagnosticaron por nexo epidemiológico, y 829 por pruebas de laboratorio.

También te podría interesar:   El país registra 342 nuevos contagios y 18 fallecimientos por COVID-19

Este país comenzará el miércoles una fase de mayor apertura de las actividades económicas bajo el lema “Costa Rica trabaja y se cuida”, en la que el Gobierno ha hecho un llamado a la responsabilidad compartida entre autoridades, empresarios, trabajadores y ciudadanía en general para evitar un aumento exponencial de contagios.

Salas enfatizó en que la población no debe confundir la apertura económica con una apertura social.

“Cuando se habla de que hay un desgaste de la población, entendemos ese sentir porque el desgaste es para todos, pero no podemos entrar en una negación y pensar que el virus ya no está. Cada salida de nuestra casa debe asumirse como un riesgo que debe llevar las mejores prácticas, toda ruptura de la burbuja familiar conlleva un riesgo y debemos ser sumamente responsables”, expresó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.