Manila,- Filipinas no abrirá sus fronteras a visitantes internacionales hasta la segunda mitad de 2021 y tiene previsto reactivar gradualmente el turismo doméstico en octubre, confirmó el lunes a EFE un portavoz del Departamento de Turismo.

“Cuando otros países levanten los controles fronterizos, el Departamento de Turismo prevé visitantes internacionales de la región en la segunda mitad de 2021”, indicó la portavoz Czarina Zara-Loyola.

En lugar de una apertura completa a visitantes extranjeros, Filipinas planea crear burbujas de viajes con los países de la región, que en general han tenido éxito en contener la COVID-19.

Filipinas ha impuesto una de las cuarentenas más largas y estrictas del mundo, que ha afectado especialmente a los sectores del turismo, el transporte y la aviación, ya que no sólo las fronteras del país están cerradas, sino que también están restringidos los desplazamientos entre provincias.

Para compensar las pérdidas en un sector que en 2019 llegó a representar el 11 % del PIB, el Departamento de Turismo planea la reapertura gradual del turismo doméstico en el último trimestre del año, en un momento en el que la pandemia está cada vez más controlada, con la excepción de Manila.

“El turismo nacional es la columna vertebral de la industria. El Departamento de Turismo espera, con el apoyo de los gobiernos locales, su activación gradual desde el último trimestre de este año y hasta los primeros seis meses de 2021”, indicó Zara-Loyola.

De momento, las autoridades contemplan activar corredores turísticos por regiones “en estricto cumplimiento con los protocolos de seguridad y sanidad”.

La semana pasada se anunció que Baguio, a unos 250 kilómetros al norte de Manila, se abrirá a visitantes de las provincias colindantes, que podrán disfrutar de la temperatura fresca y los paisajes verdes de esa ciudad interior en la que muchos filipinos tienen segundas residencias.

También te podría interesar:   Guatemala suma siete fallecidos y 901 contagios más de coronavirus en 24 horas

La isla de Boracay, el principal destino turístico del país, también ha abierto parcialmente, pero solamente a viajeros de otras islas vecinas de la región de Bisayas, algo que también espera hacer El Nido, en la isla de Palawan, a partir del 15 de septiembre.

De momento no está previsto que estos populares destinos se abran a los habitantes de Manila y alrededores, principal foco de la COVID-19 con más de la mitad de los casos del país y donde se concentra una cuarta parte de la población filipina.

En 2019 Filipinas recibió un récord de 8,2 millones de turistas extranjeros, con Corea del Sur, China y EEUU como principales países emisores, cifra que este año ha caído un 73 % por el cierre de fronteras impuesto a mediados de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.