Budapest,- El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, rechazó este viernes las críticas de la Comisión Europea (CE) por el reciente cierre de las fronteras de su país para ciudadanos extranjeros, aunque con excepciones para ciertos países.

En declaraciones a la radio pública Kossuth, el mandatario explicó que su país tiene una “profunda cooperación sanitaria” con sus aliados del llamado grupo de Visegrado (V4), Polonia, Eslovaquia y la República Checa, cuyos ciudadanos pueden entrar libremente a Hungría a diferencia de los demás.

Los comisarios europeos de Interior, Ylva Johansson, y de Justicia, Didier Reynders, recordaron esta semana la importancia de “la integridad de la zona Schengen (de libre circulación)”, sin discriminar a los ciudadanos y residentes de la UE y pidieron que se retire la medida.

“Entiendo el razonamiento de los burócratas de Bruselas, pero tienen que entender que entre los cuatro países (del V4) se ha desarrollado una profunda cooperación epidemiológica”, aseguró Orbán.

El primer ministro vaticinó que los países de la Unión Europea (UE) “en breve” aplicarán las mismas medidas que Hungría, ya que “de otra manera no podrán controlar el virus”.

Para Orbán, lo más importante es imposibilitar la importación del virus y controlar su propagación dentro del país.

Hungría es, por el momento, el único país de la UE que ha cerrado sus fronteras como defensa frente al coronavirus.

Las autoridades locales han confirmado en las últimas 24 horas 459 nuevos casos, que es el número más alto registrado en el país centroeuropeo desde el estallido de la pandemia.

Hasta ahora, el número de contagios en Hungría es de 7.382, con 621 muertes.

También te podría interesar:   Rusia y Bielorrusia anuncian maniobras antiterroristas tras renuncia serbia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.