Sao Paulo.- Brasil registró 1.184 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas y el total de fallecidos llegó a 123.780, en tanto que el número de contagiados roza ya los cuatro millones, informó este miércoles el Ministerio de Salud.

En el mismo periodo, fueron comprobados 46.934 nuevos infectados, por lo que el número de casos confirmados ascendió a los 3.997.865 en el país, de acuerdo con el boletín diario divulgado por ese despacho.

Brasil se mantiene así, en números absolutos, como el segundo país en el mundo más castigado por la emergencia sanitaria, detrás de Estados Unidos, donde los contagios sobrepasan los 6 millones.

La tasa de incidencia de la enfermedad en el país se situó en 1.902,4 contagios por cada 100.000 personas, en tanto que el índice de mortalidad por el patógeno escaló hasta las 58,9 muertes por cada 100.000 habitantes.

En su boletín, el Ministerio de Salud apuntó además que 3.210.405 personas ya están recuperadas de la COVID-19 en Brasil, lo que corresponde a un 80,3 % del total de infectados, mientras que otros 663.680 pacientes siguen bajo atención médica.

LAS MUERTES MENSUALES CAEN EN SAO PAULO

De acuerdo con los datos oficiales, Sao Paulo, el estado más rico y populoso con unos 46 millones de habitantes, sigue como la región con el mayor número absoluto de casos (826.331) y muertes (30.673) provocadas por el SARS-CoV-2.

No obstante, el estado paulista ha registrado en las últimas jornadas caídas consecutivas en las cifras y, este miércoles, el secretario regional de Salud, Jean Carlo Gorinchteyn, informó de que el número mensual de muertos disminuyó por primera vez desde el inicio de la crisis sanitaria, hace ya medio año.

También te podría interesar:   México pide a EE.UU. aclarar abusos a mujeres en cárceles de migrantes

Según dijo Gorinchteyn en una rueda de prensa, la cifra de fallecidos se redujo en un 14,8 % el pasado mes, desde los 8.324 decesos registrados en julio hasta los 7.017 en agosto.

“Es el primer mes de registro de caída desde el inicio de la pandemia” y “cerramos el mes de agosto con índices por debajo de las proyecciones para el número de casos y de forma bastante próxima al mínimo esperado con respecto a los óbitos”, subrayó.

Por su parte, el gobernador paulista, Joao Doria, destacó que Sao Paulo ha alcanzado tres semanas consecutivas de reducción en el número de fallecidos y hospitalizaciones a raíz de la COVID-19.

“Tuvimos una reducción de un 4 % en los óbitos en la semana que pasó con respecto a la semana anterior”, enfatizó Doria, quien, sin embargo, pidió “cautela” y “paciencia” a la población para evitar posibles rebrotes de la enfermedad en el estado, que vive su “nueva normalidad” desde hace dos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.