Santo Domingo.- El presidente de la República, Luis Abinader, dispuso este lunes la intervención del vertedero de Haina, afectado desde la mañana del domingo por un incendio, informó el ministro de Programas Especiales y Proyectos Estratégicos de la Presidencia, Neney Cabrera.

El anuncio, publicado en la red social Twitter, indica que “por disposición de nuestro presidente” y en conjunto con el alcalde de Haina se interviene “de manera inmediata el vertedero para tomar todas las medidas de lugar y cuidar a los residentes del municipio”.

En opinión del alcalde de Haina, Osvaldo Rodriguez, el incendio fue causado por “manos criminales” al igual que el registrado el pasado mes de mayo, coincidiendo, además, con el fuego que durante todo un mes afectó al basurero de Duquesa, en Santo Domingo Norte.

Según manifestó en declaraciones a la prensa, moradores de la zona le manifestaron que los responsables, al igual que ocurrió con el incendio anterior, es una pandilla de seis individuos, mientras que un séptimo integrante del grupo habría sido detenido después de declararse el fuego de hace tres meses y se encuentra cumpliendo medidas de coerción en el penal de La Victoria.

Para Rodríguez, uno de los indicios de que el incendio fue provocado es que “recientemente pasó una tormenta y está totalmente húmeda la basura”.

Asimismo, agradeció la intervención inmediata, primero de Obras Públicas, cuando el vertedero estaba encendido en un 65 %, a cuyos trabajos se ha sumado el Ministerio de Programas Especiales para culminar las tareas de extinción del fuego, que genera una humareda que afecta a los vecinos del municipio.

También te podría interesar:   Abinader hablará hoy al país tras un mes en el poder

En septiembre del pasado año el vertedero también fue objeto de un fuego intencionado, en cuya extinción intervinieron diversas instituciones durante varios días. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.