Gaza.- Las autoridades sanitarias de Gaza ampliaron esta noche por otras 72 horas el confinamiento que mantiene la franja desde hace dos días, con todos los comercios excepto los esenciales cerrados.

La decisión tiene lugar después de que se registrase hoy el segundo muerto en el enclave por COVID-19 y nueve contagios locales más, que evidenciaron que la pandemia se comienza a extender por su interior.

Los positivos han dado en distintos lugares de la bloqueada, superpoblada y empobrecida franja palestina: dos en el norte, uno en Gaza capital y seis más en el campo de refugiados de Al Mughazi, donde el lunes se detectaron las primeras cuatro infecciones locales, todas ellas de una misma familia.

Desde marzo, Gaza -con dos millones de habitantes- había registrado alrededor de un centenar de casos, pero hasta la semana pasada todos eran importados, de personas que volvieron del extranjero y se internaron a su llegada en centros de cuarentena fronterizos, por lo que se consideraba que la pandemia estaba bajo control.

Sin embargo, los últimos trece positivos, detectados esta semana, son población local, lo que supone un importante riesgo para la salud pública, que cuenta con escasos recursos médicos.

El movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto el territorio, decretó el pasado lunes un confinamiento de 48 horas, que debía levantarse esta noche pero que ahora se prolongará hasta la noche del sábado.

Solo hornos de pan, tiendas de comestibles y farmacias están abiertos, la población está encerrada en sus casas y los hospitales se mantienen en alerta. El de Al Shifa, el más grande la franja, fue hoy puesto en cuarentena tras detectarse dos positivos entre sus pacientes.

También te podría interesar:   En Florida se reportan cerca de 600.000 casos de COVID-19 con tasa de positivos a la baja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.