Río de Janeiro.- Brasil registró en las últimas 24 horas 892 nuevas muertes por la COVID-19, con el que el número de fallecidos superó los 114.000, así como 50.032 nuevos contagios, que acercan el total de casos confirmados a 3,6 millones, informó este sábado el Ministerio de Salud.

Según el boletín divulgado en la noche de este sábado por el Ministerio de Salud, Brasil acumula 114.250 muertes y 3.582.362 contagios de coronavirus desde que registró el primer caso de la enfermedad, el 26 de febrero, hace casi seis meses.

Las cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como el segundo país con más víctimas y casos de COVID en el mundo, tan sólo superado por Estados Unidos, y como uno de los epicentros globales de la pandemia.

El número de fallecidos registrado este sábado (892) es muy inferior a los reportados en los últimos días (1.212 muertes el miércoles, 1.204 el jueves y 1.054 el viernes), pero el Ministerio ha aclarado que las estadísticas los fines de semana por lo general son menores debido a que hay menos funcionarios procesando los datos.

El número de nuevas infecciones de este sábado (50.032), en cambio, sorprendió por ubicarse por encima de las de días anteriores: 49.298 el miércoles, 45.323 el jueves y 30.355 el viernes.

De acuerdo con los datos del Ministerio, el número de pacientes que se recuperaron y ya fueron dados de alta superó los 2,7 millones, lo que representa el 75,6 % del total de víctimas, mientras que otras 758.474 personas (21,2 % de los infectados) continúan bajo cuidados médicos.

También te podría interesar:   Alemania sustituirá por advertencias específicas la recomendación general contra viajes de riesgo

Los datos acumulados hasta hoy indican que la tasa de incidencia de la enfermedad en el país llegó a 1.704,7 casos por cada 100.000 habitantes y la de mortalidad se ubicó en 54,4 óbitos por cada 100.000 habitantes.

Pese a las elevadas cifras de fallecidos y casos, las informaciones indican que la pandemia comienza a estabilizarse en el gigante sudamericano y que el país aparentemente ya pasó por el pico de la curva de contagios.

Ello debido a que, tras varias semanas con más de mil fallecimientos diarios, el promedio diario de nuevas muertes en los últimos 7 días se ubicó en 983, con una reducción del 1 % frente al registrado hace dos semanas.

De la misma forma el promedio diario de nuevos contagios en los últimos 7 días cayó a 36.799, con una reducción del 15 % frente al registrado dos semana antes.

“La situación en Brasil de algún modo se ha estabilizado en términos del número de infecciones detectadas por semana y ciertamente la presión debe haber bajado en los servicios de cuidados intensivos”, afirmó el viernes el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

La aceleración de los casos se ha detenido en varias regiones y hay “un claro descenso” en otras, agregó.

Ryan sostuvo que Brasil está en un momento crucial “en el que parece que las cosas pueden mejorar” y animó a las autoridades a aprovechar este momento para hacer lo necesario para que esta tendencia se confirme.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.