Washington,- Jill Biden, la esposa del candidato demócrata a la Casa Blanca, el exvicepresidente Joe Biden, destacó este martes el “amor” y la “compasión” de su marido como receta para unir a un Estados Unidos dividido por el Gobierno de Donald Trump.

“Hay quienes nos dicen que nuestro país está irremediablemente dividido, que nuestras diferencias son irreconciliables. Pero eso no es lo que he visto durante estos meses”, afirmó la que fuese segunda dama de Estados Unidos entre 2009 y 2017.

Jill Biden fue la encargada de clausurar la segunda noche de la Convención Nacional Demócrata minutos después de que el partido nominase oficialmente y de forma telemática a su esposo como candidato a la Casa Blanca en las elecciones del próximo 3 de noviembre.

La esposa de Biden dio un discurso enfocado en su familia y en su trabajo como profesora, que grabó en el instituto de secundaria Brandywine de Willmington (Delaware), en el que ejerció su profesión en la década de 1990.

Aprovechando el escenario, Biden apeló a la “frustración” de los padres que en estos momentos ven cómo sus hijos no pueden ir a la escuela debido a la pandemia y sin citar a Trump en ningún momento, afirmó que para salir adelante Estados Unidos tan solo necesita “un liderazgo digno”.

“Sí, muchas aulas están en silencio en este momento. Los patios de recreo quietos. Pero si escuchan atentamente, pueden oír las chispas del cambio en el aire”, dijo.

“Con Joe como presidente -prometió-, estas aulas resonarán una vez más con risas y posibilidades”.

La esposa de Biden apeló al dolor que enfrentó su marido por la pérdida de su primera esposa y de su hija pequeña en un accidente, así como la de su hijo Beau en 2015 por un cáncer, y dijo que esas experiencias familiares le servirán ahora para “sanar” al país.

También te podría interesar:   Arrancan pese a la pandemia las municipales de Renania del Norte-Westfalia

“¿Cómo sanas a una familia rota? De la misma manera que sanas a una nación. Con amor y comprensión, y con pequeños actos de compasión. Con valentía. Con fe inquebrantable”, sostuvo.

“Las cargas que soportamos son pesadas y necesitamos a alguien con hombros fuertes. Sé que si le confiamos esta nación a Joe, él hará por sus familia lo que hizo por la nuestra: unirnos y sanarnos”, concluyó.

Una vez finalizado su discurso, apareció en pantalla el virtual candidato a la Casa Blanca, que la abrazó, besó y afirmó: “Ella es la personas más fuerte que conozco”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.