Seúl,- Las autoridades sanitarias surcoreanas indicaron hoy que están apreciando “indicios de contagio” en una reciente y multitudinaria manifestación en Seúl en la que participaron fieles de una iglesia cristiana que concentra un gran brote de COVID-19.

El director general del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC), Kwon Jung-wook, afirmó hoy en una rueda de prensa que de las 283 infecciones comunitarias detectadas el martes, 166 corresponden al brote originado en la Iglesia del Amor Máximo de Seúl.

Este templo se ha convertido en el segundo mayor foco de infección que encara el país desde el originado en febrero en otra de la ciudad de Daegu, a 230 kilómetros al sureste de Seúl.

Se cree que miles de fieles de esta iglesia presbiteriana con sede en el distrito de Seongbuk, en la capital surcoreana, participaron en una multitudinaria manifestación (10.000 personas) celebrada el sábado en Seúl para protestar contra el Gobierno del liberal Moon Jae-in.

“Hemos visto signos de contagio en las manifestaciones”, dijo hoy Kwon, que indicó que hasta el momento 10 personas parecen haberse infectado en estas protestas.

Las autoridades consideran que los fieles de Amor Máximo y su líder, el pastor Jun Kwang-hoon, desobedecieron la orden de aislamiento dada por las autoridades después de que varios feligreses dieran positivo por COVID-19 días antes de la manifestación.

El director general del KCDC aseguró que Corea del Sur encara un “primer momento clave” este fin de semana.

“Si hasta entonces los casos siguen aumentando pero la mayoría siguen ligados al brote de Amor Máximo, al menos esto indicaría que nuestro sistema de contención está funcionando”, explicó.

También te podría interesar:   Argentina agrega 11.892 casos y 185 fallecidos por coronavirus

Debido al aumento de nuevos contagios diarios que la región capitalina surcoreana sufre desde hace una semana, se decretó que la zona retomara el nivel 2 de distanciamiento.

Esto supone cierre de espacios públicos y estadios deportivos y reducción de alumnos en aulas escolares hasta un tercio del total.

También se han prohibido los servicios religiosos en todos los templos e iglesias del país, al tiempo que se está pidiendo a los ciudadanos que reduzcan al máximo su vida social para combatir el mayor brote al que se ha enfrentado hasta ahora la región capitalina, donde reside la mitad del país.

Con poco más de 16.000 contagios y 306 fallecidos en total, Corea del Sur es de los países que mejor han controlado la pandemia hasta ahora gracias a su exhaustivo sistema de rastreo de contactos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.