Bruselas,.- Bélgica registró durante la pasada semana una media de 532,6 nuevos casos de coronavirus al día, lo que supone un descenso del 14 % respecto al registro semanal previo, según los datos publicados este martes por Sciensano, el instituto de salud público belga.

Pese a esta bajada en los casos confirmados entre el 8 y el 14 de agosto (los datos de los tres últimos días aún no están consolidados), la media de ingresos hospitalarios diarios ascendió a 31,9, un 13 % más que la semana previa.

El descenso también se hizo evidente en Amberes, una de las localidades más afectadas por el reciente aumento de casos, que registró durante la semana pasada 983 nuevos casos, un 33 % menos que en la primera semana de agosto.

En el otro extremo se encuentra Bruselas, donde la incidencia del virus sigue al alza con un total de 821 casos durante la pasada semana, un 26 % más que en el registro anterior.

En las últimas dos semanas, Bélgica ha registrado 8.043 casos nuevos, lo que supone una incidencia de 70 nuevos positivos por cada 100.000 habitantes, informó Sciensano.

Esto le sitúa como el quinto país con un mayor porcentaje de nuevos casos en las últimas dos semanas, por detrás de Luxemburgo (121 nuevos casos por 100.000 habitantes), España (97), Rumanía (89) y Malta (87).

Debido al aumento de casos en la capital, el grupo científico de expertos Celeval, encargado de asesorar al Gobierno belga durante la crisis sanitaria, ha aconsejado a las instituciones de la región de Bruselas implementar medidas más estrictas para atajar la expansión del virus, afirmó este martes la radiotelevisión pública RTBF.

También te podría interesar:   Colombia suma otros 6.678 positivos por COVID-19 y acumula 765.076 infectados

El ministro-presidente de la región de Bruselas, Rudi Vervoort, declaro a RTBF que “no se descartan nuevas medidas”, aunque actualmente no hay ninguna concreta encima de la mesa tras la decisión de hacer obligatorio el uso de la mascarilla en lugares públicos.

Las medidas más estrictas se han aplicado hasta la fecha en Amberes, donde se impuso un toque de queda a partir de las 23.30 horas para evitar reuniones sociales durante la madrugada.

El grupo de expertos Celeval, añadió la televisión pública belga, no tiene un punto de vista unánime acerca de las ventajas que podría suponer la imposición de este toque de queda en otras localidades como Bruselas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.