Panamá.- Panamá reportó este miércoles 913 nuevos casos y 23 muertes por la COVID-19, que incrementaron a 77.377 los contagios y a 1.703 las defunciones por la enfermedad en 156 días de pandemia.

El informe del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) reportó que hay 1.674 hospitalizados, 162 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y 1.512 en sala general, mientras que 21.814 pacientes están aislados en sus casas y 589 en hoteles que funcionan temporalmente como nosocomios.

Hasta la fecha, desde el primer caso descubierto el 9 de marzo pasado, se han realizado 258.224 pruebas de detección de contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19), 70 % negativas y 30 % positivas.

Los test por millón de habitantes alcanzan los 60.353, con 2.806 efectuados en las últimas 24 horas, para una positividad de 32,5 %.

Las muertes según el rango de edad siguen concentras entre las personas de más de 60 años, las cuales acumulan 1.209 de las 1.703 defunciones registradas en Panamá, donde la enfermedad tiene una letalidad del 2,2 %.

Las autoridades exhortaron a las empresas autorizadas para reiniciar sus labores el próximo lunes, que deben cumplir con todos los protocolos sanitarios vigentes por la COVID-19.

El Gobierno de Panamá anunció el martes que desde el próximo lunes podrán reabrir en todo el país las ventas minoristas, sin aceptar clientes en los locales, las salas de belleza y barberías, ventas de autos, la construcción y las ONG, aunque se mantendrán las restricciones a la movilidad en el marco de la pandemia.

Otras actividades que abrieron entre el 13 de mayo y el 1 de junio son los servicios técnicos y talleres automotrices, la pesca y la industria, entre otros, mientras que sectores esenciales como salud, alimentación y transporte no pararon en Panamá, que decretó la emergencia a mediados de marzo por la pandemia.

También te podría interesar:   Colombia empieza a volver a "la normalidad" con la incertidumbre de la COVID-19

El Minsa reiteró este miércoles el llamado a médicos panameños, incluso del sector privado, para la convocatoria de especialistas para áreas de atención especializada y no especializada en hospitales públicos, por la situación que se vive con la COVID-19 de la que se ha dado una explosión de casos desde hace más de dos meses.

El presidente del país, Laurentino Cortizo, dijo que se está evaluando la posibilidad de contratar o no médicos extranjeros, en particular cubanos, con los que, aseguró, se busca llegar a un acuerdo a fin de reforzar al personal sanitario panameño.

Cortizo anunció además que el ministro de Comercio e Industria, Ramón Martínez, dio positivo por COVID-19 con síntomas leves y realiza teletrabajo desde su casa.

Las autoridades mantienen su llamado a la población a cumplir con la medidas de higiene y bioseguridad para evitar la propagación del virus: uso obligatorio de mascarilla, lavado frecuente de manos, uso de alcohol y gel alcoholado permanente, distanciamiento físico y evitar salir de la casa de no ser necesario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.