Buenos Aires,- El presidente argentino, Alberto Fernández, a su homólogo ruso, Vladímir Putin, después del registro por parte de Rusia de la primera vacuna contra la COVID-19, un hito que, según el mandatario suramericano, “quedará entre las páginas indelebles de la historia de la medicina mundial”.

“Recibí su anuncio de hoy, al igual que millones de argentinos, con un agradecido sentimiento de esperanza”, aseveró el jefe de Estado argentino en una carta con fecha 11 de agosto y difundida este miércoles.

Fernández continúa su misiva reconociendo que Rusia, como Argentina, se encuentra entre los países que defendieron, tanto en los foros multilaterales como “específicamente” en el G20, que la “lucha contra la pandemia debía regirse por el principio de solidaridad”.

En ese sentido, el presidente argentino recalcó que ambos Gobiernos “están a favor del acceso equitativo y no discriminatorio de todos los estados a los medicamentos y a la vacuna”.

“Mientras algunos insisten en presentar los distintos desarrollos de vacunas como una carrera entre países, yo creo que esta pandemia, en realidad, ha servido para unirnos como personas con un destino común sin distinción de nacionalidades, pues la tragedia nos ha alcanzado a todos”, señaló el mandatario argentino.

Asimismo, Fernández celebró las palabras de Putin del pasado mayo, cuando el jefe de Estado ruso anunció una serie de medidas para “paliar la epidemia en Rusia, protegiendo a los más vulnerables”.

“Falta aún superar esta pandemia, pero hoy desde Rusia ha llegado una buena nueva que nos permite enfrentar este difícil presente imaginando un mejor futuro”, concluyó su carta el presidente argentino, firmándola de su puño y letra.

También te podría interesar:   Activistas en La Paz "refundan" una plaza para crear conciencia sobre los bosques

Esta misiva de agradecimiento se envía después de que este martes el presidente ruso, Vladímir Putin, anunciara que su país ha ganado la carrera mundial por registrar la primera vacuna anti-COVID-19, asegurando que el preparado desarrollado por los científicos nacionales es eficaz, seguro y genera inmunidad estable ante el nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recibió con cautela esta noticia al señalar que esta vacuna, como el resto de las que se desarrollan, deberá seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

Por su parte, Argentina comenzó este lunes los ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 elaborada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, unas pruebas que el país suramericano llevará adelante junto con Estados Unidos, Alemania y Brasil.

Dicha vacuna, una de las seis más avanzadas del mundo -al margen de la rusa-, emplea el ‘ARN mensajero’, una copia de la información genética que tiene el virus a partir de la cual fabrica la llave (proteína) que utiliza para ingresar a la célula humana y producir la infección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.