Pekín,- Cazas chinos cruzaron hoy la línea imaginaria que divide el estrecho de Taiwán, el mismo día en el que comenzó la visita oficial a la isla del cargo estadounidense de mayor rango en más de cuatro décadas.

Según un breve comunicado publicado por el Ministerio de Defensa taiwanés, los cazas J-10 y J-11 de las fuerzas aéreas chinas, cuyo número no se especifica, sobrevolaron la mencionada zona hacia las 09.00 hora local (01.00 GMT).

El Ejército isleño hizo seguimiento de las naves con su sistema terrestre de misiles antiaéreos y emitió una advertencia verbal a los cazas chinos antes de enviar una patrulla para interceptarlos y “expulsarlos”.

El Cuartel General de las Fuerzas Aéreas de Taiwán aseguró que esta “invasión deliberada destruye la situación actual en el estrecho de Taiwán”, y “daña gravemente la seguridad y la estabilidad en la región”.

La visita en cuestión es la del secretario de Sanidad y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, el funcionario estadounidense de mayor rango en visitar la isla desde 1979, año en el que Washington rompió sus relaciones oficiales con Taipéi -informales desde entonces- tras reconocer a la República Popular China y establecer lazos formales con Pekín.

Azar se reunió hoy con la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, a quien transmitió un “mensaje de firme apoyo a Taiwán” por parte del jefe de Estado del país norteamericano, Donald Trump.

El pasado miércoles, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Wang Wenbin protestó por la visita de Azar, y aseguró haber presentado quejas formales ante Estados Unidos tanto en la embajada en Pekín como a través de su legación en Washington.

También te podría interesar:   Perú lanza alerta de posible segunda ola de COVID-19 tras situación en Europa

Para China, recordó Wang, la cuestión de Taiwán es “de importancia extrema y del máximo nivel de sensibilidad”, ya que desde el final de la guerra civil en 1949 Pekín considera a la isla una provincia rebelde que ha de ser reunificada con el resto del país.

El portavoz exigió a Estados Unidos que dejase de “tener interacción oficial alguna con Taiwán” y de enviar “señales equívocas a los elementos independentistas” de la isla bajo riesgo de dañar “gravemente” los lazos entre Pekín y Washington.

Un día después, preguntado de nuevo acerca de la visita, Wang anunció que China respondería con “firmes represalias” ante lo que calificó de “acto indebido” por parte de Estados Unidos, aunque no especificó entonces qué clase de contramedidas tomaría Pekín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.