La Asociación Dominicana de Propiedad Intelectual, Inc. (ADOPI) ha tomado conocimiento de una comunicación suscrita por el Dr. Julio R. Méndez Romero, encargado del departamento de gestión colectiva de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), dirigida en fecha 26 de julio de 2020 a Paulette M. Mejía Martínez, directora general de la Sociedad de Gestión de Derechos Reprográficos de República Dominicana (en formación), en la que se da cuenta de seis sociedades de gestión colectiva constituidas entre junio de 2018 y septiembre de 2019.

Llama nuestra atención que en cuatro de esas seis sociedades, a saber, la Sociedad Dominicana de Intérpretes de Audiovisuales (SODINAVI), el Centro Dominicano de Derechos Reprográficos (CEDODERE), la Sociedad Dominicana de Derechos de Guionistas y Directores Cinematográficos (SODOGDC) y la Sociedad de Derechos Fotográficos (SODEFOTO), figuran como directora ejecutiva y director legal las mismas personas, licenciados Elaine Acevedo Fernández y Joselito Bautista Encarnación, respectivamente, y que CEDODERE y SODOGDC están domiciliadas en el mismo lugar, el apartamento 3-1, del edificio Pimae, número 169 de la avenida Bolívar en la ciudad de Santo Domingo.

De llegar la ONDA a validar los documentos constitutivos de estas sociedades y remitir sus resoluciones aprobatorias al Poder Ejecutivo para que sean dictados los correspondientes decretos de incorporación se legitimaría una distorsión del instituto de la gestión colectiva, ya que se trasluce que la personalidad jurídica de esas entidades podría ser utilizada para defraudar la ley y la administración de distintos derechos autorales y conexos, al tiempo que afectaría a los usuarios de obras y prestaciones protegidas y a aquellos que efectivamente ostenten derechos de propiedad intelectual y que no serían representados en realidad por ellas. Es inaceptable que se permita la entrada en funcionamiento de sociedades de gestión colectiva que evidencian una articulación como la que ahora sale a la luz. Cuando menos, haría figurar al país en la Lista de Vigilancia que en materia de propiedad intelectual elabora anualmente la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR), en base a la Sección Especial 301 de la Ley de Comercio de ese país.

Aspiramos a que la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA) ejerza sus atribuciones conforme establecen la Ley núm.65-00 sobre Derecho de Autor y su Reglamento de Aplicación núm.362-01 y no sea sorprendida en su buena fe.

También te podría interesar:   El procurador da negativo al COVID-19 tres semanas después de contagiarse

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.