Roma,.- El gobernador de la región italiana de Lombardía (norte), Attilio Fontana, es investigado por presunto “fraude en suministro público”, ya que durante la pandemia se trató de contratar las batas médicas que fabrica una empresa familiar.

El propio Fontana, de la ultraderechista Liga, aseguró hoy que se ha enterado por los medios de su inclusión en la lista de investigados de la Fiscalía de Milán y defendió la gestión del gobierno de su región, la más afectada por el coronavirus.

Los fiscales tratan de esclarecer si Fontana encargó de forma directa la compra de batas médicas a la empresa Dama, administrada por su cuñado Andrea Dini y de la que su esposa, Roberta Dini, posee el 10 % del capital, informan los medios locales.

Los hechos se produjeron a mediados de abril, cuando Lombardía registraba cifras dramáticas de contagios y muertes y sus hospitales estaban al borde del colapso.

Medios como el programa de investigación “Report” o “Il Fatto Quotidiano” descubrieron que el pasado 16 de abril el gobierno regional había comprado a esa compañía familiar 82.000 batas por un valor de 513.000 euros.

Un mes después, el 20 de mayo, Dini se puso en contacto con las autoridades lombardas para comunicarles su decisión de convertir esa venta en una donación.

Junto a Fontana la Fiscalía investiga a su cuñado y al director general del ente regional de Innovación y Contratas, Filippo Bongiovanni.

El líder de la Liga, Matteo Salvini, calificó la investigación del gobernador como “mala justicia” y reclamó respeto por “Lombardía, sus instituciones, sus médicos, sus empresas y sus muertos”.

También te podría interesar:   Sudáfrica reinstaura el toque de queda y restringe el alcohol por la COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.