Madrid,- La sucesión de brotes de coronavirus, el aumento de infectados y las medidas para frenar el contagio, como el cierre obligatorio de locales de ocio nocturno en varias regiones, hacen peligrar la ansiada recuperación del importantísimo sector turístico español, entre los más perjudicados por la epidemia.

España, una gran potencia mundial del turismo, recibió 83,7 millones de extranjeros en 2019, la mayor parte en la campaña de verano, que supone en torno al 70 % de los ingresos anuales del sector.

La actividad turística estuvo totalmente paralizada durante toda la primavera pasada debido al estado de alarma, decretado el 14 de marzo por el Gobierno, con el cierre de aeropuertos y puertos al tránsito de personas y fuertes restricciones interiores de movilidad durante más de tres meses para contener la propagación del virus.

Esto supuso pérdidas multimillonarias y que un millón de trabajadores se quedara sin empleo temporalmente. Antes de la crisis sanitaria, el turismo representaba el 12,3 % del PIB nacional y el 12,7 % del empleo (2,45 millones de trabajadores).

A medida que se contenía la epidemia, los negocios turísticos y otros relacionados pudieron reanudar la actividad progresivamente, con limitaciones y condiciones de seguridad.

El sector confiaba en que la reapertura parcial de fronteras y la libertad de desplazamientos interiores desde el 21 de junio animaría la demanda turística en el verano.

Pero según avanza julio el sector hotelero calcula que la ocupación se situará este año en torno al 30 % por el previsible descenso de las llegadas internacionales, aunque también el turismo nacional se resentirá por el temor al contagio y por el efecto de la fuerte crisis económica debida a la epidemia.

También te podría interesar:   La tormenta Isaías pasará hoy por república dominicana

Según datos del Instituto Nacional de Estadística publicados este jueves, las pernoctaciones en hoteles bajaron en junio un 95,1 % respecto al mismo mes de 2019.

Y la evolución epidémica de los últimos días frusta, al menos en parte, las expectativas de reactivación turística.

El Ministerio de Sanidad notificó este miércoles el número más alto de casos nuevos de coronavirus en un solo día desde que terminó el estado de alarma, con 730 nuevos contagios, es decir, 201 más que el martes. España tiene actualmente 224 brotes activos, con 2.622 casos asociados. El total de infectados desde que comenzó la epidemia llega a 267.551 y el de fallecidos se sitúa en 28.426.

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, atribuyó a los brotes la baja ocupación hotelera (en torno al 30 %) de la capital de Galicia (noroeste) al comienzo de las celebraciones del apóstol, cuya festividad es el 25 de julio. El Camino de Santiago, una de las rutas de peregrinación más importantes del mundo, estuvo interrumpido durante varios meses.

La apertura de hoteles en Madrid subió ligeramente, hasta los 100 establecimientos, frente a los 90 de hace unos días, pero la ocupación media apenas aumenta y no llega a superar el 22 %, según una asociación empresarial del sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.