Santo Domingo.- El ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, anunció este martes la habilitación de 500 camas, 185 en unidades de cuidados intensivos (UCI) para pacientes de coronavirus, en momentos en los que la capacidad hospitalaria para los infectados de COVID-19 sobrepasada el 90 % a nivel nacional.

Montalvo ofreció la información durante una intervención que realizó desde el Palacio Nacional con motivo de la entrada en vigor del toque de queda este martes, medida se aplicará en el país por los próximos 20 días y que fue establecido un día después de la entrada en vigencia del estado de emergencia.

“Estamos logrando un incremento progresivo de la capacidad hospitalaria a través de colaboraciones y una óptima integración del sector privado”, dijo, y aseguró que “pronto” el Gobierno entregará “nuevos hospitales”.

Montalvo confió en que el toque de queda ayude a reducir las movilizaciones y aglomeraciones y estas, a su vez, contribuyan a disminuir los contagios porque, señaló, que “el peligro es real”.

El ministro anunció una serie de medidas para el sector público, que continuará operando en los horarios establecidos en la actual conyuntura, así como en los comercios, que deberán respetar el distanciamiento social y exigir las mascarillas a sus visitantes.

Las fronteras terrestres seguirán cerradas, excepto para el transporte de mercancías. Los gimnasios, autorizados a operar desde el 8 de julio pasado, tendrán que cerrar nuevamente “por tratarse de espacios cerrados y, además, porque el uso de mascarillas no es recomendado mientras se hace ejercicio”.

Por su parte, las galleras continúan prohibidas”, advirtió el funcionario.

Respecto a los restaurantes, explicó que pueden seguir operando en modalidad de entrega a domicilio y recogida y también dar servicio en espacios abiertos como terrazas, y “en las áreas interiores operar con las puertas y ventanas abiertas, manteniendo siempre dos metros de distancia entre cada mesa”, dijo.

También te podría interesar:   Rusia supera los 800.000 casos de COVID-19 y los 13.000 fallecidos

También informó de que, hasta nuevo aviso, quedan cerrados los balnearios y piscinas públicas, aunque sí estará permitido el acceso a las playas, respetando las medidas de distanciamiento.

Sobre los colmados y lugares de venta de bebidas alcohólicas, el ministro de la Presidencia afirmó que no podrán servir en mesas, “por lo que toda venta deberá ser, únicamente, para llevar”.

El transporte de pasajeros privado y público, incluyendo el teleférico y el metro, operará al 60 % de su capacidad.

En su intervención, el ministro de la Presidencia insistió en la obligatoriedad de llevar mascarilla en las calles, en lugares públicos y en el espacio de trabajo, así como en la necesidad de seguir extremando la precaución con el lavado de manos e higienización de superficies.

Los contagiados por coronavirus en la República Dominicana suman 54,797, mientras que los fallecidos ascienden a 999, de acuerdo con datos suministrados este martes por el Ministerio de Salud Pública.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.