Sofía.- Unos 300 manifestantes se concentraron esta mañana frente al Parlamento en Sofía en apoyo a una moción de censura contra el Gobierno del primer ministro, el populista de derechas Boiko Borisov, acusado de corrupción.

Según pudo presenciar Efe, la manifestación, que transcurría con calma y rodeada de un gran despliegue policial, causó un atasco total del tráfico en el centro de la capital, en especial en torno al edificio de la Cámara, donde los diputados comenzaron una sesión centrada en la moción de censura.

Tras once noches consecutivas de multitudinarias protestas ciudadanas pidiendo la dimisión de la coalición gobernante, formada por conservadores, ultranacionalistas y populistas, los manifestantes habían anunciado ayer su plan para de bloquear varias instituciones públicas, entre ellas el Parlamento.

“Llevaremos las cosas hasta el final”, declaró anoche Nikolay Hadzhigenov, uno de los organizadores de la ola de protestas de ciudadanos de diversas corrientes políticas, unidos por su hartazgo de la corrupción reinante que frena el desarrollo del país balcánico, el más pobre de la Unión Europea (UE).

MOCIÓN DE CENSURA

Mientras, los diputados abrieron el debate sobre la moción de censura presentada por el Partido Socialista, el mayor de la oposición, por considerar que Borisov y su gabinete han fracasado a la hora de luchar con eficacia contra la corrupción, informó la emisora bTV.

No se espera que prospere la moción -la quinta que afronta desde 2017 el Ejecutivo-, dada la mayoría de escaños que tiene la coalición en el poder, integrada por el GERB de Borisov, la alianza de agrupaciones ultranacionalistas Patriotas Unidos y el Volya, una formación populista.

También te podría interesar:   Un tribunal ordena al Gobierno colombiano frenar el desembolso del crédito a Avianca

BORISOV BAJO CRECIENTE PRESIÓN

Sin embargo, varios miembros de esos partidos han afirmado que tras la votación de la moción se procederá a hacer una importante remodelación del gabinete, y los medios no descartan que Borisov salga de “vacaciones permanentes” y sea sustituido por el viceprimer ministro hasta el final de su mandato en la primavera de 2021.

Se espera que las protestas callejeras continúen todo el día.

La tensión política se viene acumulando en Bulgaria desde hace varios meses, con un duro enfrentamiento y lucha de poder entre el Ejecutivo y el presidente del país, Rumen Radev, cercano a la oposición socialista.

El propio jefe de Estado ha exigido varias veces la renuncia del gabinete por sus supuestos lazos con la mafia.

Los manifestantes acusan a Borisov y al fiscal general de Bulgaria, Ivan Geshev, de servir a los intereses de la mafia y la oligarquía, y no al de los ciudadanos.

El detonante de las protestas fue la difusión de unas imágenes a principios del mes en las que guardaespaldas del Servicio Nacional de Protección expulsaban a un político opositor de una playa pública que es usada como propiedad privada por Ahmed Dogan, un político y multimillonario oligarca.

Al día siguiente, la Fiscalía registró la sede de la Presidencia y detuvo a dos asesores del jefe del Estado bajo acusaciones de tráfico de influencias y robo de secretos estatales, una operación que desató la ola de protestas en Sofía y otras ciudades del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.