México.- La pandemia de COVID-19 superó este domingo los 340.000 casos y se acercó a los 40.000 muertos en México, tras sumar 5.311 nuevos contagios y 296 fallecidos.

En el informe técnico diario, la Secretaría de Salud (SSa) informó de un total de 344.224 casos confirmados y 39.184 defunciones tras cuatro meses del primer deceso por COVID-19 en el territorio.

Asimismo, al considerar los pacientes aún sospechosos, la SSa reconoció que existe un estimado total de 383.847 contagios y 41.049 defunciones.

Aun así, solo el 13 % de estos casos se consideran activos, lo que significa que 50.098 personas presentan síntomas en las últimas dos semanas, detalló José Luis Alomía, director general de epidemiología, al afirmar que la tendencia es “estable”.

“Continúa el descenso de las defunciones, ya veíamos que desde la semana 24 teníamos una tendencia descendente en las defunciones estimadas, y para la última semana, ahora que agregamos la 28, este descenso inicia la semana con un -57 %”, afirmó el funcionario federal.

Con estos datos, México es el séptimo país con más casos y el cuarto con más fallecidos por COVID-19, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Asimismo, es el decimocuarto con más muertes de COVID-19 en proporción a su población al registrar casi 300 defunciones por cada millón de habitantes, según la firma Statista.

Por otro lado, la SSa informó de que la ocupación hospitalaria general a nivel nacional es del 46 %, por lo que quedan 16.170 camas disponibles.

Los estados que están en la zona de riesgo son el norteño Nuevo León con un 80 % de ocupación, el sureño Tabasco con un 78 % y el occidental Nayarit con el 73 %.

También te podría interesar:   Trump lidera su primer acto público después del COVID-19 con mensaje para negros e hispanos

En tanto, la ocupación de camas de cuidados intensivos es del 38 % a nivel nacional, con Tabasco y Nuevo León también a la cabeza con casi dos de cada tres ventiladores ocupados.

Antes, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó un pequeño homenaje para las decenas de miles de mexicanos muertos en la pandemia con promesas de apoyar a los familiares y fortalecer el sistema de salud.

Entre sus promesas citó otorgar créditos, pensiones y becas para el bienestar a familias que hayan perdido a algún pariente por la enfermedad.

“Vamos a pensar, una vez que se vaya esta pandemia, que deje de causar daños, cómo recordar a los fallecidos en plazas públicas para que siempre estén en nuestra memoria y en nuestro corazón”, manifestó desde Palacio Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.