Redacción Internacional-Sídney-Australia.- La actriz Nicole Kidman regresó este lunes a Australia con permisos especiales que le permiten guardar el periodo de aislamiento obligatorio por la COVID-19 en su mansión antes de iniciar el rodaje de una miniserie.

La intérprete llegó en un avión privado a la ciudad de Sídney junto a su marido, Keith Urban, y otros miembros del equipo de rodaje, antes de montar en una caravana para abandonar el aeródromo, informó el canal 7 de la televisión australiana.

Según los medios locales, Kidman y sus acompañantes han obtenido permiso especial para pasar la cuarentena obligatoria de 14 días en una propiedad de la actriz en Southern Highlands, a unos 110 kilómetros al sur de Sídney, en lugar de en los hoteles designados por el gobierno.

La Policía del estado de Nueva Gales del Sur supervisará que se cumpla con la cuarentena en este “centro de producción aislada”, en donde el equipo de rodaje se dedicará al trabajo de preproducción.

Kidman será la coprotagonista y productora de la miniserie “Nine Perfect Strangers”, una adaptación del libro de su compatriota Liane Moriarty, en la que participarán también Melissa McCarthy, Luke Evans, Samara Weaving y Manny Jacinto, entre otros.

El rodaje de “Nine Perfect Strangers”, que costará unos 100 millones de dólares australianos (69,8 millones de dólares estadounidenses comenzará el próximo 10 de agosto y se extenderá por 19 semanas.

 

 

También te podría interesar:   Muere el guionista Kurt Luedtke, ganador del Óscar por "Out of Africa"

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.