Santiago de Chile.- El Gobierno de Chile advirtió este miércoles que las violentas protestas registradas la pasada madrugada en distintos puntos de la capital “atentan” contra la salud de toda la población y causan “retrocesos graves” en el manejo de la pandemia de coronavirus.

Varios saqueos, incendios de comisarías y barricadas se alzaron en Santiago para mostrar el rechazo a las ayudas económicas propuestas por el Ejecutivo y como anticipo a la histórica votación de hoy en el Congreso chileno, que decidirá si permite a los ciudadanos el retiro anticipado de sus fondos de pensiones, medida que cuenta con gran apoyo popular.

“Los que producen desórdenes públicos afectan a la estrategia actual de salud, no cumplen las normas sanitarias, salen de noche y atentan contra su propia salud y contra la de toda la población y la de sus familiares”, alertó el ministro de Salud, Enrique Paris, en su rueda de prensa diaria.

Paris afirmó que se trata de una “situación grave” porque el vandalismo “conduce a retrocesos graves” en la evolución de la COVID-19 al facilitar la propagación del virus “con mayor velocidad e intensidad”.

“Mientras unos (el personal sanitario) trabajan con sacrificio, poniendo en peligro su vida y la de sus familiares, otros salen a protestar, destruyen y vandalizan la ciudad y obviamente al no cumplir las normas sanitarias, favorecen la diseminación viral, rompen la cadena de trazabilidad y de detención”, agregó.

Los actos de violencia se saldaron con una veintena de detenidos por saquear supermercados y atentar contra varias comisarías en comunas (barrios) capitalinas, según el cuerpo policial de Carabineros.

MENOR NÚMERO DE CONTAGIOS DE LOS ÚLTIMOS DOS MESES

También te podría interesar:   Abinader advierte de que el Gobierno "no es un botín político"

Las autoridades sanitarias informaron de 1.712 contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde el pasado 12 de mayo.

“Se observa una mejoría que se debe al trabajo del personal de salud y a la colaboración de la población”, sostuvo el ministro de Salud.

De los 321.205 casos acumulados de COVID-19 en el país austral, 21.934 se encuentran activos.

Por otro lado, se inscribieron 117 nuevos fallecidos en el Registro Civil, elevando el total de decesos a 7.186 confirmados con un test PCR.

La región Metropolitana, las más poblada del país, cumplirá el próximo viernes nueve semanas en cuarentena total con una importante reducción en los nuevos casos de COVID-19, aunque los focos que ahora preocupan el Gobierno están en las norteñas regiones de Antofagasta y Arica y Parinacota.

Chile, que con más de 1,3 millones de pruebas PCR es el país que más exámenes realiza en Latinoamérica, se encuentra desde mediados de marzo bajo estado de excepción por catástrofe y toque de queda nocturno, con las fronteras cerradas, al igual que las escuelas y los negocios que no son de primera necesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.