Panamá,- Las autoridades de Panamá desarticularon este martes una organización dedicada al tráfico de armas, detuvieron a 19 personas, entre funcionarios y ex altos mandos de seguridad, y recuperaron 34 armas de un lote de 86 en investigación.

La captura de estas personas y la recuperación de las armas se dio a través de 28 allanamientos efectuados en diversos puntos de la capital, Panamá Oeste y en la provincia central de Veraguas, como parte de la denominada “Operación Furia” ejecutada por la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, a cargo del fiscal Emeldo Márquez.

El director de la Policía Nacional, comisionado Jorge Miranda, dijo que el resultado de los allanamientos fue que se recobraron 34 armas de fuego, 24 de ellas relacionadas con el caso, 3 sin permiso de legal de posesión, 7 con permiso, y 2.342 municiones de diverso calibre.

El fiscal Márquez indicó que esta investigación, que dio inicio en 2019, se enmarca en el delito Contra la Seguridad Colectiva en su modalidad de tráfico ilícito de armas de fuego.

Tanto el fiscal como el jefe de la Dirección de Investigación Policial (DIP), Carlos Delgado, señalaron que entre los detenidos se encuentran ex altos mandos de estamentos de seguridad, que no identificaron, así como civiles y funcionarios que tienen algún grado de vinculación con esta actividad ilícita.

Delgado señaló que se verificó que son armas de guerra algunas de las recuperadas “precisamente por el calibre”, ya que cuando se registró su ingreso en Panamá se constató que eran “de un calibre considerado como arma de guerra”.

En ese sentido, detalló que entre las armas recuperadas hay 13 fusiles de guerra, un rifle, 16 pistolas y 4 escopetas, cantidad que irá aumentando con las requisas que seguirán realizándose.

También te podría interesar:   Protestan frente al Parlamento búlgaro ante la moción contra el Gobierno

Las armas eran importadas a Panamá por una empresa contratada por el Estado, para ser utilizadas por los estamentos de seguridad y que posteriormente eran ubicadas en manos de particulares como en manos de altos funcionarios de seguridad del país, según explicaron en rueda de prensa.

Los medios locales, y las redes sociales, publicaron que entre los lugares que fueron allanados estaba la residencia del exjefe del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) Rolando López, en Veraguas.

López, conocido como “Picuiro”, fue el director de del Consejo de Seguridad durante el Gobierno de Juan Carlos Varela (2014-2019).

Además de López, igualmente fue allanada la residencia del representante del corregimiento capitalino de Bella Vista, Ricardo Domínguez, del opositor Partido Panameñista (PPa).

En los medios locales también se menciona como presuntamente investigados a los exdirectores de la PN Omar Pinzón y Julio Moltó.

La Fiscalía indicó que las diligencias de allanamiento van a seguir con el propósito de ir recuperando otras armas que hacen falta, y señaló que entre los aprehendidos, algunos de los cuales han sido liberados, no hay personas elegidas popularmente ni exministros.

Las audiencias de imputación de cargos serán solicitadas en las próximas horas ante un juez.

En 2015, quien fue director de la PN Gustavo Pérez durante el Gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014), fue condenado a 5 años y 4 meses de cárcel por posesión ilícita de armas de fuego.

En un allanamiento a su residencia, a Pérez le fueron halladas en su poder 4 armas de fuego sin su debido permiso, una minimax, una 9 milímetros y 2 revólveres calibre 39.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.