La Habana,- Cuba registró este martes 4 nuevos casos de COVID-19, todos en La Habana, que transita por su segunda semana de desescalada rezagada con respecto al resto de la isla.

Los contagios de hoy elevan el acumulado a 2.432 positivos, de los que ya 2.275 han recibido altas médicas – 7 en el día-, para un 94 % de recuperados, según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap) del país caribeño.

Mientras, los fallecidos por coronavirus se mantienen en 87 desde el pasado sábado.

Los 4 infectados son cubanos entre 41 y 56 años, residentes en tres municipios de La Habana y todos son contactos de casos confirmados anteriormente.

Fueron detectados entre 3.329 muestras PCR completadas la víspera, con lo que la isla ha realizado un total de 211.427 pruebas de este tipo desde el inicio de la epidemia, complementadas con miles de kits rápidos provenientes en su mayoría de China.

En los hospitales cubanos permanecen ingresadas 221 personas. De ellas 68 son casos activos: uno en estado grave y el resto evoluciona sin complicaciones.

Otras 254 personas están aisladas en sus hogares bajo sospecha de portar la enfermedad.

La Habana es la única región de la isla rezagada en el proceso hacia la nueva normalidad, con 83 casos en los últimos quince días, en su mayoría relacionados con focos surgidos en comunidades como en el caso de los municipios habaneros del Cerro y Centro Habana, donde las autoridades aislaron varias manzanas para contener un brote.

En esas áreas se han suspendido las medidas de reapertura correspondientes a la fase 1 que sí permanecen vigentes en el resto de la provincia capitalina desde el 3 de julio, según dijo el lunes el presidente del Consejo de Defensa Provincial de La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar.

También te podría interesar:   COVID-19 suma un fallecido y 306 contagios según reporte de últimas 24 horas

La etapa inicial de la recuperación dispuesta por el Gobierno cubano incluye el uso obligatorio de la mascarilla fuera de los hogares, el restablecimiento de los servicios de transporte público urbano, así como la apertura de playas, cafés y restaurantes con aforo limitado, entre otras medidas.

La segunda fase requiere la mascarilla solo en algunos casos, amplía el acceso a otros lugares públicos, reactiva el funcionamiento de teatros y cines -con limitaciones- y permite la llegada de turistas internacionales, de momento solo a varios cayos de las costas cubanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.