La Habana,- La Habana reportó este domingo otros seis casos positivos de COVID-19 que están relacionados con nuevos brotes surgidos en los últimos días en la capital, actualmente la única zona de Cuba que sigue registrando nuevos infectados.

El país caribeño acumula hasta hoy 2.426 pacientes confirmados con el coronavirus SARS-CoV-2, de los cuales se mantienen activos 79, uno de ellos en estado grave, 2.258 se han recuperado y 87 personas han fallecido, de acuerdo a los datos actualizados hoy por el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Ayer fueron estudiadas 3.106 muestras en los laboratorios de la isla, 2.156 de ellas en La Habana, y desde que llegó la pandemia en marzo se han aplicado 205.120 pruebas PCR complementadas con test de diagnóstico rápido.

Los seis nuevos pacientes, entre ellos una niña de 2 años de edad, fueron diagnosticados en los municipios de Centro Habana (4) -donde los nuevos focos de contagio han obligado a aplicar medidas de cuarentena- Cerro (1) y Habana del Este (1).

Todos ellos son cubanos y contactos de casos ya confirmados, 5 de ellos no tenían síntomas en el momento del diagnóstico, una tendencia que se repite y que en las últimas dos semanas han representado el 72,5 % de los 76 positivos detectados, según explicó en su rueda de prensa diaria televisada el director nacional de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

En los hospitales cubanos se encuentran ingresados actualmente 250 pacientes para vigilancia clínica epidemiológica y otras 228 personas permanecen en sus hogares bajo observación desde el sistema de atención primaria de salud.

Las altas médicas fueron 4 en las últimas veinticuatro horas, cuando el país no reportó ningún deceso por la COVID-19 y no tiene enfermos críticos desde hace 16 días.

También te podría interesar:   Las muertes por neumonía se elevan un 70 % en El Salvador en el 2020

El doctor Durán insistió en sus advertencias sobre el gran riesgo que representa el comportamiento altamente contagioso de esta enfermedad y pidió específicamente a la población de los lugares ahora afectados por nuevos brotes en La Habana mantener el rigor de las medidas establecidas por las autoridades para su control.

Además consideró la posibilidad de que Cuba incluya en el protocolo de tratamiento contra la COVID-19 el antiviral ruso Avifavir que se ha desarrollado a partir de otro antiviral utilizado en Japón contra la influenza.

La capital cubana sigue en la fase uno de la desescalada debido a que mantiene la tasa más alta de incidencia en los últimos 10 días, de 4,12 por cada 100.000 habitantes.

El resto de las provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud se encuentran en la segunda etapa de la recuperación de la pandemia.

La primera fase de la desescalada dispuesta por el Gobierno cubano incluye el restablecimiento de los servicios de transporte público urbano, así como la apertura de playas, cafés y restaurantes con aforo limitado, entre otras medidas.

El resto de territorios de la isla se encuentran en la fase 2, que amplía el acceso a otros lugares públicos, reactiva el funcionamiento de teatros y cines -con limitaciones- y permite la llegada de turistas internacionales, de momento solo a varios cayos de las costas cubanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.