Managua,- El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 contabilizó este viernes 2.225 muertes sospechosas de esa enfermedad y 7.893 casos sospechosos en Nicaragua, cuyas autoridades admiten 91 fallecidos y 2.846 casos positivos desde que la pandemia ingresó oficialmente al país a mediados de marzo pasado.

El Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua, ha verificado 2.225 fallecidos, de las cuales 133 se categorizan como muertes por neumonía y 2.092 como muertes sospechosas por coronavirus.

Managua, con 38 % del total, es el departamento de Nicaragua -país con 6,4 millones de habitantes- con el mayor número de fallecidos, seguido de Masaya (11 %), León (8 %) y Matagalpa (8 %), los tres primeros en el Pacífico y el cuarto en el norte del país, de acuerdo con el informe cortado hasta el pasado día 8.

Según el Observatorio Ciudadano, que localiza de forma independiente casos de COVID-19, la cantidad de personas contagiadas con el coronavirus SARS-coV-2 aumentó de 7.445 a 7.893, es decir 448 nuevos casos en la última semana, lo que representa un 6 % de incremento en el período.

PERSONAL SANITARIO LOS MÁS AFECTADOS

Asimismo, el Observatorio informó que hasta el miércoles pasado recibió reportes de 719 trabajadores de salud con sintomatología asociada o presuntiva de COVID-19 -casi un 10 % del total-, entre ellos 94 que perdieron la vida.

Entre el personal sanitario que ha fallecido presuntamente por coronavirus se encuentran 40 médicos, 22 personal de enfermería, 14 personal administrativo, 6 laboratorista, 3 visitadores médicos, 2 odontólogos, y 7 categorizados como “otros”.

Hasta el martes pasado, el Ministerio de Salud reportaba 2.846 casos confirmados, 762 activos, 1.993 recuperados y 91 fallecidos, para una tasa de letalidad del 3,2 %.

También te podría interesar:   Las medidas voluntarias no logran frenar los contagios de Covid en España

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega no ha precisado el número de pruebas que ha realizado y se ha limitado a informar del número de casos confirmados, las muertes y recuperados.

El Ejecutivo ha sido criticado desde diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y por no establecer restricciones ni haber suspendido las clases en medio de la pandemia.

El presidente Ortega se ha declarado en contra de la campaña “Quédate en casa” porque, a su juicio, destruiría la economía local, que se ha contraído los dos últimos años y que es mayoritariamente informal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.