Moscú.- El alcalde de Moscú, Serguéi Sobiánin, anunció este jueves una nueva etapa en el levantamiento de las restricciones impuestas por la COVID-19 en la capital rusa, que registró en la última jornada 568 nuevos casos de coronavirus, la cifra más baja de contagios diarios en los últimos tres meses.

“Dadas las tendencias positivas y teniendo en cuenta las recomendaciones sanitarias, he tomado la decisión de continuar con el levantamiento de restricciones en los ámbitos de la educación, la cultura, el ocio y la prestación de servicios, sobre todo”, indicó el regidor de Moscú en su blog.

En particular, explicó que a partir del día 13 las instituciones educativas en Moscú podrán reanudar sus labores presenciales.

“Los estudiantes podrán ir a las universidades y los graduados, acudir personalmente a los exámenes”, señaló.

También retomarán sus actividades presenciales las escuelas y los colegios moscovitas.

“El curso académico, como es habitual, planeamos comenzar el 1 de septiembre”, precisó Sobianin.

También se levantan desde la semana que viene las prohibiciones que pesaban sobre los parques de atracciones y de ocio, siempre y cuando el aforo no supere el 50 % de su capacidad.

Los actos públicos al aire libre aún quedan prohibidos, debido a la falta de posibilidad de garantizar la distancia física.

A partir del próximo lunes dejará además de ser obligatorio el uso de mascarilla en la calle, aunque las autoridades recuerdan que sí deben llevarse aún en espacios cerrados, como supermercados y medios de transporte.

Asimismo, a partir del 1 de agosto podrán reabrir sus puertas los cines, las salas de concierto y los teatros con hasta 3.000 asientos, siempre y cuando solo llenen los auditorios un 50 %.

También te podría interesar:   Corea del Sur multará desde noviembre por no llevar mascarilla en público

Los eventos deportivos, que hasta ahora podían acoger solo un 10 % de aficionados en las gradas, podrán aumentar el aforo al 50 %.

Moscú anunció el fin del confinamiento por el coronavirus el pasado 8 de junio.

Desde el 9 de junio, los más de 12 millones de habitantes de la capital rusa pudieron moverse libremente por la ciudad sin necesidad de solicitar pases electrónicos para justificar sus desplazamientos.

Una semana después, en Moscú reabrieron las terrazas y los museos, mientras la principal fase de la desescalada llegó el 23 de junio con la apertura de restaurantes, gimnasios, bibliotecas y piscinas, entre otros negocios.

Rusia, el cuarto país en el mundo por el número de contagios por coronavirus, acumula en la actualidad 707.301 casos de la COVID-19, 6.509 más que ayer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.