Redacción Internacional-New York.- La pandemia del COVID-19 continúa cada día en aumento en Estados Unidos ayer otra jornada alta con 44.743 infectados sumando 2.681.811 y 128.783 muertos desde el inicio de la pandemia.

Cabe destacar el presidente Donald Trump ha manifestado que los casos de coronavirus en Estados Unidos van de descenso.

El secretario de Salud y Servicios dijo que “la ventana se está cerrando” para que Estados Unidos tome medidas para frenar el coronavirus de manera efectiva.

Al señalar el aumento reciente en las infecciones, particularmente en el sur del país, dijo que las personas tienen “que actuar de manera responsable” mediante el distanciamiento social y el uso de máscaras faciales, especialmente “en estas zonas calientes”.

La afirmación fue hecha un día después que EEUU sobrepasara los 2.6 millones de contagios de COVID-19, luego que cuatro estados reportaron un récord de contagios diarios: Florida con 9,585, Georgia con 1,990, Carolina del Sur 1,599 y Nevada 1,099

En varias entrevistas a medios de televisión nacional,argumentó que EEUU está en una mejor posición que hace dos meses para combatir el virus porque está realizando más pruebas y tiene terapias disponibles para tratar COVID-19.

Sin embargo, reconoció también que las hospitalizaciones y las muertes podrían aumentar en las próximas semanas.

“Este es un problema de condado por condado, así que hay que entrar allí y llegar al fondo de por qué estamos viendo surgir casos. Y luego, además del rastreo de contactos tradicional, lo que estamos haciendo ahora es hacer pruebas en comunidades enteras, encontrar todos los casos positivos”, agregó en el programa Meet the Press de MSNBC.

También te podría interesar:   PLD y PRM se acusan mutuamente de estar financiados por el narcotráfico

El pasado viernes, Estados Unidos registró un récord de 45,942 nuevos casos diarios, lo que se debió principalmente a los casi 9,000 contagios en Florida y miles más en Texas, Arizona y California. Dos días antes, había impuesto un pico de 45,557 nuevos casos diarios, sobrepasando el máximo alcanzado en abril: 36,400 el 24 de abril

Texas y Florida dieron marcha atrás el viernes y adoptaron de nuevo medidas contra los bares, mientras el número diario de infecciones confirmadas de coronavirus en todo Estados Unidos alcanzaba la cifra sin precedente de 40,000.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó el cierre de todos los bares, mientras que Florida prohibió el consumo de alcohol en dichos establecimientos. Ambos estados se sumaron a una pequeña pero creciente lista de entidades que han suspendido una mayor reapertura de sus economías debido a rebrotes, principalmente en el sur y el oeste del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí