Bucarest.- Rumanía registró entre el 24 y el 25 de junio la mayor subida de casos de COVID-19 desde el pasado 22 de abril, al identificar 460 positivos en 24 horas, informan hoy medios locales.

Un total de 10 pacientes diagnosticados de COVID-19 murieron entre el 24 y el 25 de junio, según las autoridades rumanas, cuyo último balance oficial de casos se eleva a 25.286, con 1.565 fallecidos.

El primer ministro, Ludovic Orban, reaccionó a este incremento ordenando que se preparen más camas en los hospitales para una posible explosión de casos, y pidió a los rumanos que “se protejan, tengan cuidado” y no se olviden de que “el virus está presente”.

Orban pidió asimismo que se redoblen los controles a todas aquellas personas que estuvieron en contacto con los nuevos infectados.

Las autoridades rumanas vienen advirtiendo del peligro de la aparición masiva de nuevos brotes, después de que los casos comenzaran a crecer este mes a niveles similares a los registrados durante el pico de la pandemia en abril.

El pasado 18 de junio, el presidente Klaus Iohannis reconoció su “preocupación” por el aumento de casos diarios y pidió a sus compatriotas que respeten precauciones como llevar mascarilla, mantener la distancia social y lavarse las manos.

“Esta nueva normalidad no puede ser un éxito si no se respetan unas normas mínimas”, dijo entonces Iohannis.

Rumanía puso fin a dos meses en estado de emergencia el pasado 16 de mayo, para entrar en el llamado estado de alerta, que da al Gobierno atribuciones especiales reducidas. EFE

También te podría interesar:   La cuarentena británica deja en el limbo a miles de trabajadores y turistas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.